Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Congresos se repartieron más de 10 mil millones de pesos extras en un año

Cada diputado nos costó, en promedio, 11 millones de pesos en un año, de ese tamaño el abuso de los legisladores. De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) los congreso de las 32 entidades federativas en privilegios como bonos, pago de combustible y viáticos se despacharon extra 10 mil 504 millones de pesos.

En los congresos locales “hay mucho menor contrapeso y rendición de cuentas”, explicó el director del IMCO, Juan Pardinas.

“A la hora que vemos estos números, pues hay mucho margen para recortar, porque hay muchos privilegios que le salen muy caros al erario público”.

Tres ejemplos. En Chihuahua, los diputados reciben bonos de productividad y de despensa; en Sinaloa, de productividad y navideño; y en Zacatecas, un bono especial anual.

Durante 2017, los Congresos locales gastaron más de 2 mil millones de pesos en “remuneraciones adicionales y estatales”. Encabezó la lista el Estado de México, con 672 millones erogados bajo este concepto.

Además, en promedio, cada diputado local dispuso el año pasado de un presupuesto, entre salario, bonos y otros gastos, de más de 11 millones de pesos.

Solo en combustibles, los diputados locales de todo México gastaron 99.6 millones de pesos en un año, con cargo al erario público (sin contar a los de Hidalgo, Michoacán y Oaxaca, que no reportaron la información).

Los peores casos fueron el Estado de México y Baja California Sur. En el primero, los 75 legisladores destinaron 21.7 millones a gasolinas, un promedio de 289 mil pesos para cada uno; pero en el segundo, entre 21 diputados erogaron 20.4 millones, es decir, 970 mil pesos cada uno.

En Chiapas, una de las entidades más pobres, los 40 diputados tuvieron 13 millones para combustibles, lubricantes y aditivos. Además, 12.7 millones por “traslados y viáticos”, por lo que entre ambos conceptos, los diputados chiapanecos gastaron más de 640 mil pesos cada uno sólo en un año.