Debe copiarse lo bueno; Francia prohibirá celulares en colegios

El rendimiento escolar depende del tiempo que pasan en el celular. El ministerio de educación de Francia prohibió usar teléfonos móviles durante el horario escolar, incluso en recreos, a niños de hasta 15 años de edad.

Los estudiantes podrán llevar sus teléfonos a centros escolares, pero no hacer uso de ellos hasta que termine la jornada educativa.

Esta medida se inspiró en un estudio realizado en la Escuela de Economía de Londres en 2015, donde se demostró que los alumnos de las instituciones educativas que prohíben, en su totalidad, el uso de celulares, tienen un beneficio académico de un 6.4%, equivalente a agregar cinco días al año escolar, al mismo tiempo que se evidencia que estas acciones favorecen a los niños con bajo rendimiento académico, así como a los niños de bajos recursos.

Francia no es el primer país en implementar este tipo de restricciones. Hace 10 años el exalcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, trató de incorporar una ley similar y tuvo respuestas negativas de los padres de familia, que argumentaron que les impedía tener contacto con sus hijos.

Aunque los dispositivos móviles no se pudieran usar durante clases, desde 2018 la restricción se extiende en los descansos, almuerzos, salida y modos de esparcimiento.

Un alumno no puede utilizarlo ni siquiera en reemplazo de su calculadora o para consultar la hora”, según las reglas oficiales. La penalización depende de cada escuela, pero puede ir desde una simple llamada de atención al alumno a su “expulsión del establecimiento”. Lo que no se permite es la confiscación del teléfono ya que “no se trata de un objeto peligroso”, precisan las normas.

Con dicha medida se demuestra que las acciones favorecen a niños con bajo rendimiento como a niños de bajos recursos.