Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Cordero, Lavalle y Eufrosina, quieren regresar al PAN; impugnan expulsión

Ernesto Cordero, Jorge Luis Lavalle y Eufrosina Cruz fueron expulsados juntos de las filas del Partido Acción Nacional (PAN) y ahora buscan su regreso, cuando Marko Cortés quien se enfila a ser el próximo dirigente del partido aseguró crear un código de ética para expulsar a traidores, de lo cual fueron acusados esos tres personajes.

El trío expanista impugnó ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) su expulsión como militantes del PAN.

Durante la campaña electoral de 2018, en la que Ricardo Anaya fue el candidato del PAN, el entonces Coordinador del Grupo Parlamentario del PAN en el Senado, Ernesto Cordero, no respaldó su candidatura, lo denunció ante la PGR por presunto lavado de dinero y manifestó abiertamente su respaldo al abanderado del PRI, José Antonio Meade.

La panista y exdiputada federal Eufrosina Cruz Mendoza tampoco apoyó la candidatura de Anaya y durante las campañas respaldó a Margarita Zavala. Cuando la exprimera dama renunció a su candidatura independiente, Cruz anunció que votaría por Meade.

Esto provocó que, a unas horas de la elección del 1 de julio, la dirigencia del PAN expulsara de sus filas al senador y a la exdiputada federal.

Los tres exintegrantes de Acción Nacional recurrieron ante la Sala Superior, ante la que interpusieron juicios para la protección de los derechos político-electorales del ciudadano en contra de la resolución de la Comisión de Justicia del partido, que determinó su expulsión.

Los tres expanistas presentaron por separado los recursos en contra de la determinación tomada por el órgano del Consejo Nacional del PAN, que formalizó su expulsión de las filas del partido tras haber sido acusados de “traición”.

De acuerdo con las impugnaciones que presentaron, no existen los elementos suficientes para sustentar que sus declaraciones o actuaciones fueron en contra de Acción Nacional, por lo que no es válida la determinación tomada por la Comisión de Justicia.

En el caso de Cordero, la Comisión de Justicia panista lo responsabilizó de afectar públicamente la imagen de quien fuera el candidato presidencial del blanquiazul, Ricardo Anaya, al manifestar que no votaría por él, con lo que, se argumentó, demostró su deslealtad al partido.

En el mismo sentido se establecieron las resoluciones del órgano panista en contra de Lavalle y Cruz, a quienes también se expulsó de Acción Nacional al determinar su falta de lealtad al instituto político en el contexto de los pasados procesos electorales.