Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Corea del Norte dice tener más armas nucleares; amenaza con contraofensiva si hay sanciones

Demuestra que no tiene miedo y que es una nación peligrosa, pues Corea del Norte amenazó con responder con una “contraofensiva” de “consecuencias catastróficas” si se aprueban nuevas sanciones en su contra.

“Responderemos a las crueles sanciones y a la presión de Estados Unidos con nuestra propia forma de contraofensiva y Estados Unidos será totalmente responsable de todas las consecuencias catastróficas que seguirán”, advirtió un portavoz del Ministerio de Exteriores norcoreano citado por medios estatales.

Y es que Estados Unidos pidió al Consejo de Seguridad de la ONU que aplique un embargo petrolero a Corea del Norte y congele los activos de su líder, Kim Jong-Un, en respuesta a la sexta y más poderosa prueba nuclear de Pyongyang.

Una resolución redactada por Estados Unidos obtenida por la AFP también pide la prohibición de las exportaciones textiles y suspender los pagos a los trabajadores norcoreanos en el extranjero, en un intento de continuar cortando ingresos al régimen por insistir con su programa nuclear

Según el portavoz, Estados Unidos se volvió más “temerario” bajo la presidencia de Donald Trump, dejando a Corea del Norte “sin otra opción que redoblar” sus esfuerzos para “reforzar la fuerza nuclear estatal”.

Estados Unidos no debe olvidar que Corea del Norte es “una potencia atómica completamente desarrollada, que está en posesión de misiles intercontinentales (ICBM) y de la bomba atómica y la bomba de hidrógeno”, advirtió también el portavoz desde Pyongyang.

Corea del Norte asegura haber probado con éxito el domingo una bomba de hidrógeno que puede ser cargada en un misil balístico intercontinental (ICBM). Se trata de la sexta prueba nuclear del país desde 2006 y la más potente hasta el momento.

Tras ello, Estados Unidos presiona ahora al Consejo de Seguridad de la ONU para aprobar sanciones más duras contra el régimen de Kim Jong-un.

El principal gremio de Naciones Unidas se reunió de urgencia hace dos días para debatir la situación y el próximo lunes debatirá un nuevo paquete de sanciones propuesto por Washington. China y Rusia, con capacidad de veto en el Consejo de Seguridad, se oponen a imponer nuevas sanciones y piden retomar el diálogo con el país comunista.