Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Crece el número de tomas clandestinas en ductos de Pemex

Ante la mirada de las autoridades federales, estatales y municipales el número de tomas clandestinas contra ductos de Petróleos Mexicanos ha ido en aumento y rompe los récords establecidos, esto pese al incremento de vigilantes y de las penas a contra quienes realizan estas prácticas.

Las tomas clandestinas identificadas y selladas llegaron a las 6,873 durante el 2016, un incremento del 9.8% frente a las 6,260 detectadas durante 2015, según cifras del reporte anual de Pemex 2016 enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés).

La petrolera mexicana perdió en promedio 23 mil millones de pesos (mdp) al año por este ilícito, cifra que llegó a 30,000 mdp en 2016, dijo el director de Pemex Transformación Industrial, Carlos Murrieta Cummings.

Pese a las cifras José Antonio González Anaya, presumió de una menor sustracción de combustibles durante el año pasado.

“PEMEX colabora con las autoridades judiciales y ministeriales para identificar 2,695 vehículos involucrados en el mercado ilícito de combustibles en 2016, en comparación con 4,907 vehículos en 2015, lo que representa una disminución de 45.1%, como resultado de una disminución en el monto de hidrocarburos robados a los largo del sistema de ductos”, aseguró la compañía.

Pero el reporte de Pemex a los reguladores financieros mexicano y estadounidense no detalla el monto de combustibles sustraídos durante el año pasado.

El número de personas presentadas ante la justicia por estos ilícitos se redujo 49.5% anual el año pasado, al pasar de 1,154 a 538. Aunque la baja porcentual es similar a la de los vehículos identificados, aquí la firma argumenta que la caída se debe a la restricciones que impone el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio.

“La ley actual exige que las autoridades policiacas sean las autorizadas para la detención de cualquier sospechoso o participante en el robo de hidrocarburos, por ello el ejército, la marina y el personal de Pemex no tiene autorizado o permitido realizar detención alguna”, explica la empresa en su reporte anual.