Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El Cuau ya había renunciado, pero por temor sigue como alcalde

El presidente municipal de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, ya está cansado de descalificaciones y tras el accidente de su representante, José Manuel Sanz, ya había redactado su renuncia; sin embargo el temor de contar con seguridad le hizo rectificar. Ahora prepara su ataque contra los hermanos Yáñez Moreno.

El exfutbolita acudió a la Fiscalía General del Estado a presentar una denuncia por falsificación de documentos, uso de documento falso, amenazas de muerte y extorsión, y lo que resulte, en contra del exsecretario del Ayuntamiento, Roberto Carlos Yáñez Moreno y el diputado local Julio César Yáñez Moreno.

“Reitero mi confianza en la justicia y he garantizado que en el gobierno ciudadano que encabezo no permitiremos actos de corrupción”, afirmó Blanco Bravo, al ser recibido por el fiscal del estado, Javier Pérez Durón.

A mediados de julio, Blanco anunció el despido del secretario del Ayuntamiento, Roberto Yáñez Moreno, pues fue acusado junto con su hermano Julio César de dar puestos del ayuntamiento a miembros de la delincuencia organizada.

El exseleccionado mexicano volvió a lanzar el reto:“Que me lo demuestren, no he recibido nada, ningún dinero he recibido”. Como se recordará el PDS pagó al exfutbolista 7 millones de pesos para que fuera su candidato a la alcaldía de Cuernavaca.

El caso inédito e irregular del contrato de 7 millones de pesos entre el Partido Social Demócrata (PSD) de Morelos y el Alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, para convertirlo en candidato, requiere una queja en el Instituto Nacional Electoral (INE) para poder investigarse, indicó

Ayer fue ratificada la denuncia y el alcalde duró poco más de una hora y 20 minutos en la oficina del fiscal general, Javier Pérez Durón, donde se realizó la diligencia, el director jurídico del ayuntamiento también agregó que la seguridad del alcalde se mantiene de manera normal como lo ha establecido el protocolo, pero de ser necesario tendría que incrementarse.