Cué ocultó deuda pública; acuerdo con el PRI le dio impunidad

Con el exgobernador de Oaxaca, Gabino Cué, la deuda pública de la entidad alcanzó los 28 mil millones de pesos, por lo cual optó ocultar los adeudos, operación que realizó antes de dejar el cargo y de la cual solo tenía conocimiento el actual mandatario, el priista Alejandro Murat.

“Cuando se fue el exgobernador Gabino Cué, se actuó de forma omisa al ocultar y no reportar puntualmente y claramente en su entrega-recepción el total de la deuda pública, sólo se reportó la que se quiso informar, la que estaba ante la banca y las instituciones financieras, y al revisarse detalladamente las fianzas públicas de cada una de la dependencias y organismos públicos descentralizados se ha descubierto que esta no era de 15 mil millones de pesos, sino de 28 mil millones de pesos”, puntualizó el secretario de Finanzas, Jorge Gallardo Casas.

Lo que el funcionario estatal no les dijo a los legisladoes, es que todo es parte de un acuerdo entre Cué y los priistas para realizar un cambio de poder tranquilo, tan es así que el exmandatario, quien ahora ya milita en Morena, se pasea tranquilamente en Oaxaca, gracias a ese acuerdo, pues nadie lo investiga.

Al comparecer ante los diputados con motivo de la glosa del primer informe de trabajo del gobernador Alejandro Murat, Gallardo Casas detalló que además de la deuda de largo plazo de 15 mil millones de pesos, se dejó un adeudo con proveedores de 3 mil millones de pesos, en la Secretaría de Salud de 5 mil millones de pesos.

Además de 3 mil 500 millones en el Instituto Estatal de Educación Pública, en contratos de pago con televisoras nacionales, mientras que en la UABJO se encontró un adeudo de mil millones de pesos por pasivos contingentes, mismos que no estaban explicitados en el documento de entrega-recepción que entrego el exgobernador .”Ahora llegan los deudores, valiendo demandas para que el estado lo pague y ahora hay un grave problema financiero, y se requerirá de una estrategia financiera para saldarlo”.

Rechazó que este pasivo vaya a causar el caos de las finanzas estatales, pero sí obliga al estado a ser más eficiente.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo