Muy culta muy culta, pero la acusan de robarse 5’800,000 pesos

Se quiso pasar de viva una empleada de la Secretaría de Cultura del gobierno de la Ciudad de México y, desde el mismo edificio, hackeó la cuenta bancaria que maneja la nómina del personal, para sustraer 5’800,000 pesos… La descubrieron, pero sigue en libertad; solamente irá a firmar cada 15 días y no podrá salir de la Ciudad ni del Estado de México, donde vive.

La acusada fue vinculada a proceso por su presunta participación en el delito de fraude por cinco millones 800 mil pesos en agravio de la dependencia, informó el procurador capitalino Edmundo Garrido Osorio.

El funcionario recordó que el 14 de noviembre pasado, personal de la Secretaría reportó que la cuenta bancaria de la nómina del personal había sido hackeada y ordeñada.

Ante ello, la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Asuntos Especiales inició una carpeta de investigación, con el apoyo de la Policía Cibernética y de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), para determinar los movimientos bancarios realizados, así como el aseguramiento de las cuentas respectivas.

Al conjuntar la información y tras realizar los análisis informáticos forenses, se encontró que la dirección IP (protocolo de Internet) asociada con la transferencia y operaciones no reconocidas correspondía a una utilizada en la propia Secretaría.

Asimismo, el agente del Ministerio Público obtuvo el dispositivo físico que funge como candado de seguridad (Token) y el usuario que realizó los movimientos, así como el equipo de cómputo asignado a la imputada de 46 años, que coincidía en tiempo y lugar con los horarios de conexión de operaciones no reconocidas.

Con toda la información, se solicitó y cumplimentó una orden de aprehensión por el delito de fraude, pero el juez de Control que vinculó a la mujer a proceso, impuso como medida cautelar la firma periódica cada 15 días y la abstención de salir de la Ciudad de México y del Estado de México, donde tiene su domicilio.