Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

DEA sería responsable de masacre de Allende, que dejó entre 28 y 300 muertes

La Agencia para la Administración y Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés) sería responsable de la masacre que se suscitó en el municipio coahuilense de Allende, de la que no se conoce la cantidad precisa de desaparecidos.

En 2011, al entregar los números de NIP de los teléfonos celulares de los entonces líderes del cártel de Los Zetas conocidos como El Z40 y El Z42, Miguel y Omar Treviño Morales, a integrantes de la Policía Federal (PF) mexicana, la Agencia Antidrogas estadunidense (DEA, por sus siglas en inglés) cometió un grave error.

Un agente mexicano avisó a los criminales que habían sido traicionados por varios de los suyos. Los hermanos Treviño decidieron vengarse, lo que desembocó en la terrible masacre de entre 28 y más de 300 personas en Allende, Coahuila, que Los Zetas perpetraron entre el 18 y el 20 de marzo de 2011.

  

Las cifras ofrecen diversas cifras de víctimas.

Al respecto, el Departamento de Justicia de Estados Unidos abrió una investigación contra la DEA, ya que es muy posible su responsabilidad en la masacre de marzo de 2011, tras filtrarse información confidencial

De acuerdo con la organización ProPublica, el “espasmo de violencia” en Allende se llevó a cabo después de que información confidencial de una Unidad de Investigación Sensible (SIU) entrenada por la DEA en México, filtrara información confidencial a la delincuencia.

El programa de la SIU, que consiste en que la DEA capacite y adiestre a policías mexicanos para llevar a cabo operaciones contra la delincuencia, fue declarado como “área de riesgo” por las consecuencias que tuvo en Allende y en otro hecho violento que sucedió Monterrey.

Mientras, en México las investigaciones para esclarecer los hechos en Allende, de los que no hay ni siquiera un número oficial de la cantidad de desaparecidos, no existen, en Estados Unidos es el propio Congreso el que exige la investigación en lo que compete a la responsabilidad de las autoridades en su país.