Depende de Peña que expresidentes se queden sin pensión

La Cámara de Diputados, cuya mayoría es de Morena, envió al presidente Enrique Peña Nieto la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, en la cual se prohíben percepciones de retiro que no estén sustentadas jurídicamente, es decir ya no darán pensiones a expresidente.

“No se concederán ni cubrirán jubilaciones, pensiones o haberes de retiro sin que éstas se encuentren asignadas por la Ley, decreto legislativo, contrato…”, dice la minuta.

La nueva norma fue enviada al Ejecutivo federal, en este caso a Peña Nieto para que se publique en el Diario Oficial y entre en vigor antes de la discusión del Presupuesto de Egresos de 2019, así que depende su publicación o rechazo.

Hay que señalar que es por decreto presidencial que se asigna esa partida presupuestal para las pensiones de los presidentes y que solo otro decreto presidencial la puede echar a bajo.

Los diputados, hasta el momento, no han tocado al personal que tienen los expresidentes y sus viudas, como son choferes, mozos, cocineros, personal de seguridad, asesores y más, que también son pagados con dinero del pueblo.

Dicha ley presupuestal fue aprobada en lo general con 433 votos a favor, nueve en contra y una abstención. Morena impuso su mayoría e impidió que prosperaran las 17 reservas que la oposición presentó a la minuta, al Código Penal y a los transitorios.

En el artículo 10 se prohíben percepciones de retiro que no estén sustentadas en leyes o contratos de trabajo.

No se concederán ni cubrirán jubilaciones, pensiones o haberes de retiro sin que éstas se encuentren asignadas por la Ley, decreto legislativo, contrato colectivo o condiciones generales de trabajo, dice el texto.

De esta forma se impedirá que continúen las pensiones para los ex Presidentes, que están asignadas por medio de decretos presidenciales.

Con la nueva norma también se refrenda la disposición constitucional de que ningún servidor público recibirá una remuneración o retribución por el desempeño de su función, cargo o comisión, mayor a la establecida para el Presidente de la República.