Descuido provoca cifras de Sida similares a los ’90; piden a candidatos campañas de prevención

Cifras similares a las que se manejaban hace 18 años encienden las luces de alerta en el combate al Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida) y obligan a la Fundación de Atención del Sida México a convocar a los candidatos presidenciales a realizar campañas contra este fatal mal.

Y es que, de acuerdo con fuente, en México 33 personas adquieren el virus diario, es decir 12 mil al año. Además, 4 mil 500 personas mueren por ese padecimiento anualmente por enfermedades relacionadas con el síndrome.

Las estadísticas señalan que una de cada tres personas con Sida ignora que padece esa deficiencia inmunológica.

De esta forma, la mencionada fundación solicitó el apoyo de candidatos y gobiernos operantes para trabajar en contra de este padecimiento inmunológico.

   

De acuerdo con la Fundación de Atención del Sida México (AHF, por sus siglas en inglés), el problema ha sido que se abandonaron las campañas de prevención; también ha faltado planeación, lo que ha ocasionado el aumento del embarazo adolescente, la sífilis y la gonorrea.

Las instituciones de salud mexicanas han disminuido sus políticas públicas para prevenir, detectar y tratar el sida.

Además, la Fundación llamó a los tres niveles de gobierno a insistir en la lucha contra el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida).

“El silencio público pone en riesgo a las personas, por eso tratamos de visibilizar la falta de campañas de prevención del VIH/sida en nuestro país en los últimos años, por medio de carteleras en distintos puntos de la Ciudad de México y con una campaña en redes sociales.

“Para que los próximos gobernantes no se olviden que la prevención es una poderosa herramienta para preservar la salud de las personas. Y para que las personas en México sepan que el riesgo del VIH está ahí, necesitamos prevenirlo y darle una respuesta para salvar vidas”, expone la AHF.

“Para dar cumplimiento al artículo 4º de nuestra Constitución, el cual establece el derecho de toda persona a la protección de la salud, el gobierno mexicano, en sus distintos niveles, debe asumir su responsabilidad como promotor de la prevención.

“Y es el llamado que hacemos en esta contienda electoral: a los candidatos y a las candidatas, para que no abandonen las campañas de prevención; a las personas, para decirles que el riesgo de transmisión aún sigue y podemos evitarlo”.