Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Desde 2009, en Morelos desaparece al menos una persona por día

Es un promedio alarmante, el de desaparición de personas que se registra en Morelos  desde que 2009, cuando fue abatido en este estado Arturo Beltrán Leyva.

Según la Fundación ‘Digna Ochoa’ en Morelos que encabeza Susana Díaz Pineda, hay más de mil personas desaparecidas en los últimos cinco años, de los cuales 500 son mujeres y todas cuentan con ficha; pero la cifra de negra de personas no denunciadas que aparecen en tarjetas tras hechos de violencia, duplica la cifra; es decir: 2 mil personas desaparecidas en la entidad.

Tan sólo en abril pasado se registraron 30 mujeres desaparecidas, una por día; en lo que va del año, son 100 las mujeres que han desaparecido y 110 hombres, aseguró Díaz Pineda, quien se ha dedicado en los últimos 10 años a la búsqueda y localización de niños y mujeres desaparecidos en Morelos.

   

Por eso, este 10 de mayo cientos de madres no tuvieron motivo para festejar y prefirieron realizar una marcha de la Fiscalía de Morelos al Palacio de Gobierno, donde exigieron que se destine más presupuesto a los cuerpos policiacos encargados de la búsqueda de desaparecidos.

Además, lamentaron que los candidatos a puestos de elección popular en la entidad, no hayan presentado propuestas sobre el tema.

Las madres de los desaparecidos llegaron a la ofrenda a las víctimas, instalada en las puertas del Palacio de Gobierno, para exigir que las autoridades busquen a sus hijas e hijos.

Denunciaron que las desapariciones se han incrementado de manera acelerada desde el 2009, cuando fue acribillado Beltrán Leyva.

Las madres de familia se plantaron en la Plaza de Armas, donde pusieron las mantas con las fotografías de sus hijos e hijas desaparecidos, algunos de ellos hallados en las fosas de Tetelcingo y Jojutla, después de varios años de búsqueda.

Estamos aquí para exigir que se busquen a nuestras hijas e hijos desaparecidos, que se castigue a los secuestradores, asesinos y feminicidas, también estamos aquí para exigir rendición de cuentas y transparencia, alto a la impunidad, la corrupción y al dispendio de los recursos públicos que se necesitan en la búsqueda de nuestros seres queridos”, expresó Georgina Hernández Maldonado.

Las mujeres llevaban en sus manos fotografías de sus familiares desaparecidos, también flores que depositaron en la ofrenda, y exigieron a los candidatos que aborden este tema de seguridad que mata en vida a cientos de familias en la entidad.

“En estos tiempos electorales uno de los puntos prioritarios es el de víctimas, yo creo que todos los candidatos deberían de tener en sus propuestas el tema que nos va a dar solución a las víctimas”, lamentó otra de las madres de desaparecidos, Ana Luisa Garduño.