Desde Guanajuato planean cambio de dirigencia en el PAN

Que rueden las cabezas de Damián Zepeda y Ricardo Anaya. Ahora que al Partido Acción Nacional (PAN) le fue mal, muy mal, con la alianza con el PRD, un grupo de panistas exigió la renuncia inmediata de todos los miembros del Comité Ejecutivo Nacional del PAN y que se nombre presidente interino.

El complot se le atribuye al gobernador de Guanajuato Miguel Márquez Márquez, quien aspira a la presidencia del partido y asegura que el triunfo de su estado fue gracias a su labor como gobernador.

Una treintena de panistas pide que Ricardo Anaya, excandidato presidencial y presidente con licencia del blanquiazul, así como Damián Zepeda, presidente en funciones, carecen de legitimidad para seguir al frente del blanquiazul.

“Anaya, Zepeda y demás equipo deben renunciar ya, no tienen legitimidad colectiva para seguir conduciendo al partido. Deben convocar de inmediato a la renovación de órganos estatutarios”, se lee en el comunicado.

“El resultado electoral (de la elección del 1 de julio) los reprueba y desacredita su encargo para nueva oportunidad de conducción. La institucionalidad del partido fue fracturada por estar a merced de intereses personales. El partido debe refundarse con nueva proyección de sus principios doctrinales y mayores exigencias de vida ética y democrática interna”.

Para los panistas que suscriben el documento, la dirigencia de Anaya rompió con la esencia democrática institucional del PAN mediante acciones inaceptables como la captura del padrón de militantes y la concentración cupular del poder.

“La cancelación de la pluralidad y de la competencia internas; corrupción, autoritarismo, persecución de la disidencia, entre otras. La formación del frente fue intransitable para buena parte de los panistas y conveniente solo para la perspectiva de Ricardo Anaya”, añaden.