Desde presidencia quieren frenar a Morena: Batres

Ese grupo de políticos que busca abanderar a un político independiente para hacerle sombra a Andrés Manuel López Obrador son enviados del régimen, aseguró Martí Batres, el presidente de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Explicó que el único objetivo del mandato desde la presidencia de la República es frenar que Morena crezca, pues les da miedo la velocidad con que ha posicionado en las preferencias del electoral.

Batres Guadarrama explicó que políticos e intelectuales, como el panista Diego Fernández de Cevallos, el excanciller Jorge Castañeda y el exsecretario de gobernación, Fernando Gómez Mont  “son enviados del régimen” y no buscan construir una alternativa independiente para la ciudadanía en 2018 que dispute la Presidencia de la República, tal como aseguraron hace unos días.

Batres aseguró que lo que pretenden en realidad dichos políticos es impedir que la segunda fuerza de izquierda en el país continúe creciendo, una vez que demostró que es independiente del tradicional sistema.

Es por eso que hay una ofensiva en contra de Morena; la cual, dijo, es la única opción frente a los partidos de siempre como el PRI, el PAN y “los despojos del PRD”.

En seguida, y en tono irónico, cuestionó la independencia política de dichos personajes quienes en días pasados suscribieron la construcción de una candidatura independiente, de cara a las elecciones presidenciales de 2018.

“Sólo hay una propuesta independiente en el país y es la de Morena. Ahora le llaman independiente a cualquiera. No: el valor político de la independencia es ser independiente respecto a un régimen de opresión, un régimen corrompido”, expuso al ser cuestionado sobre el grupo que impulsa una candidatura ciudadana para 2018.

“En realidad son enviados por el propio régimen para tratar de quitarle apoyo a la única fuerza política independiente que hay”, dijo.

Batres Guadarrama reiteró que en México “no hay más fuerza independiente que la que representa Morena”.

Por otra parte afirmó que los ex delegados del PRD que “saquearon” las delegaciones ahora gobernadas por su partido apostaron a que saldrán impunes de lo que llamó “actos de pandillerismo”, pero advirtió que no por eso dejarán de presentar las denuncias ante la Contraloría.

Afirmó que con esas acciones, en las que “se llevaron hasta los teléfonos”, quisieron complicar el inicio de las nuevas administraciones, pero el costo será para ellos porque “con esto mostraron el desprecio que sienten por la gente” y ya los delegados de Morena comenzaron a trabajar antes de asumir sus cargos, atendiendo demandas de los ciudadanos.