Detienen a extesorero del PRI en Chihuahua, recibía millones de parte del gobierno

Pedro Mauli Romero Chávez fue tesorero del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y de parte de Hacienda de Chihuahua recibió ilegalmente unos 63 millones de pesos, esto en la época de que César Duarte, también priista, fue gobernador.

La dependencia dio a conocer que en la carpeta de investigación se establece que durante el periodo de 2014 al 2015, el imputado recibió por parte de la Tesorería de la Secretaría de Hacienda del Gobierno del Estado de Chihuahua, aportaciones mensuales de 3 millones de pesos, dinero que era destinado al PRI.

Asimismo, las indagatorias ministeriales determinaron que a Pedro Mauli le fueron entregadas partidas adicionales en los meses de diciembre de 2014 y 2015; una por 3 millones 666 mil 667 pesos y la segunda por 3 millones 166 mil 666 pesos.

Ese dinero tenía un origen ilícito “pues fue desviado de su objeto, el cual era un fin público, pues estaba destinado al pago de nómina y provenía de gobierno del estado”, afirmó el actual gobernador Javier Corral.

Al concluir el sexenio duartista, el PRI tenía serios problemas con las finanzas, por malos manejos presuntamente desde que era presidente estatal del PRI, Alejandro Domínguez Domínguez, actual diputado federal y en cuyo período al frente del partido, ingresó a trabajar Pedro Mauli Romero.

En septiembre de 2016, a menos de un mes de que el PRI dejará el gobierno estatal, el Comité Directivo Estatal (CDE) debía la revalidación vehicular de varios automóviles y camionetas desde la administración anterior.

El anterior presidente del CDE, Guillermo Dowell Delgado, reconoció que hubo problemas en el pago de quincenas, “debido a una falla administrativa”, y sobre la deuda a proveedores, indicó a finales de 2016 que el Instituto Nacional Electoral (INE) acababa de concluir una auditoría que le hizo al PRI estatal, principalmente al nuevo edificio, y salieron bien, aunque si hubo “detalles”, que hasta ahora se desconocen.

Otro adeudo que denunciaron los empleados priistas antes de que asumiera Javier Corral, es por 23 millones de pesos de un convenio de subrogación que firmó el partido con el Instituto Chihuahuense de la Salud (Ichisal), pero al no pagarlo, dejaron al personal del PRI sin servicio médico.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo