Deuda pública crece como nunca con Peña; solo se han pagado intereses

Gasta más de lo que se recauda. El año pasado, el gobierno de Enrique Peña Nieto destinó más de medio billón de pesos del erario para pagar intereses, comisiones y amortizaciones de la deuda, lo cual representó otro récord para el actual gobierno, pues nunca se habían pagado tanto en ese rubro.

La deuda pública de México es de un saldo total de 10,088,979.7 billones de pesos al cierre de 2017, y sí es el mayor incremento desde que se tiene registro, en el año de 1990.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en lo que va del sexenio de Peña Nieto la deuda pública federal se ha incrementado 69.75 por ciento. Un año antes de asumir la Presidencia, la deuda pública era de 5,943,288.0 billones de pesos, cantidad que fue incrementando gradualmente.

“La Reforma Hacendaria de 2014 nos regaló tres puntos porcentuales del PIB en ingresos, mismos que ya nos los comimos con el pago de los intereses de la deuda, y eso en gran medida es porque no le bajamos al gasto”, dio a conocer Enrique Díaz-Infante, director del Programa de Sector Financiero y Seguridad Social del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

             

El doctor en Economía detalló que el sexenio de Peña se ha apalancado con la deuda. “Ha tenido aciertos como el incremento en los ingresos tributarios, pero ha gastado más de lo que se presupuesta cuando claramente la Ley de Responsabilidad Hacendaria dice que no se debe de gastar más de lo que se recauda”.

El especialista detalló para el portal Sin embargo que dos de los últimos cuatro presidentes de la República que tiene registro la Secretaría de Hacienda han reportado el mayor incremento en la deuda pública: el panista Felipe Calderón y el priista Enrique Peña Nieto.

En 1995 –primer año del priista Ernesto Zedillo Ponce de León–la deuda era de 837,213.7 billones de pesos, pero cuando dejó el poder (2000) pasó a 1,330,356.1 billones de pesos, un aumento de 58.90 por ciento.

En la gestión de Vicente Fox Quesada la deuda aumentó 44.41 por ciento, al pasar de 1,375,025.7 billones de pesos a 1,985,812.1 billones de pesos durante los años 2001 a 2006.

Con Felipe Calderón la deuda pasó de 2,062,023.8 billones de pesos a 5,352,794.7 billones de pesos, 159 por ciento más.

Los cinco años que van del sexenio del Presidente Enrique Peña la deuda pública ha pasado de 5,943,288.0 billones de pesos a los 10,088,979.7 billones de pesos, un incremento de 69.75 por ciento.