Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Deudas con el SAT sí son heredables, según Prodecon

Según la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), las obligaciones fiscales sí concluyen con la muerte del contribuyente, pero no las deudas; es decir, si tenía deuda fiscal, el heredero deberá de asumirla.

Por ello, explicó que cuando fallece un familiar es necesario cancelar todos los trámites que realizaba en vida, incluyendo las obligaciones fiscales, de lo contrario el Servicio de Administración Tributaria (SAT) continuará generando intereses, multas y demás requerimientos.
La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente señaló que lo más común es que los familiares desconozcan la situación fiscal del mismo para no pagar la deuda, pero eso puede lleva a un juicio largo y costoso.

De acuerdo a diversas investigaciones, el SAT recibido en los últimos seis años aproximadamente 3 mil avisos de defunción, aunque el universo de contribuyentes es por el orden de los 70.5 millones que permanecen activos.

Para evitarse problemas, dolores de cabeza y gastos la Prodecon llama a presentar el aviso de cancelación en el RFC por defunción, que puede presentar cualquier familiar de la persona fallecida o un tercero interesado.

El aviso de cancelación en el RFC se presenta por liquidación de la sucesión, el albacea o representante legal de la sucesión que haya aceptado el cargo.

Se presenta dentro del mes siguiente a la fecha del fallecimiento de la persona o cuando haya finalizado la sucesión.

De diciembre de 2012 a octubre de 2018, la Secretaría de Hacienda generó 282 mil 433 avisos por defunción del padrón del RFC.