Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Diputados perfilan ley de extinción de dominio en todo el país y eliminan el arraigo

Con la finalidad de evitar la tortura (en el caso del arraigo) y, por lo que toca a la extinción de dominio, elevarla a rango de ley que se aplique bajo los mismos criterios en todo México, fueron dictámenes aprobados sin discusión este jueves en la Cámara de Diputados.

Aunque las modificaciones aún requieren de la aprobación del Senado, plantean combatir delitos como la tortura y, por otro lado, que confiscar bienes a criminales se haga por igual en cualquier entidad.

En cuanto al arraigo, se trata de un dictamen que abarca más de una docena de iniciativas planteadas por el PRI, PAN, PRD, Morena y Movimiento Ciudadano, además de las recomendaciones de la ONU.

   

“Investigar para detener, no detener para investigar, que no se abuse de esta figura violando derechos constitucionales”, dijo Jesús Zambrano, vicecoordinador del PRD.

Por su parte, el panista Marko Cortés, expresó que con la ley de extinción de dominio ayudará a combatir la delincuencia.

“Es un cambio en el modelo de combatir la delincuencia, es constitucional. La extinción de dominio va a permitir que los criminales se les pueda confiscar sus bienes, sus recursos, no hay mejor forma de combatir la delincuencia que a través de los recursos financieros”, afirmó el legislador blanquiazul.

Como único orador, el presidente de la Comisión Puntos Constitucionales, el perredista Daniel Ordoñez, explicó la modificación sobre extinción de dominio.

“La finalidad de que se dote a este Congreso (para que) pueda estar legislando y emitir una ley general de extinción de dominio, porque hay entidades federativas que no tienen y otras que se contraponen o que no llevan la misma lógica y alcances”, aseguró.

La eliminación al artículo 16 ya no permitirá que el Ministerio Público pueda solicitar el arraigo desde 40 hasta 80 días por ser considerado inconstitucional y violatorio a los derechos humanos.