Dirigencia del PRI estará conformada por puro perdedor

En la cúpula estará la hermana del “Subcomandate Marcos”. La sobrina del expresidente Carlos Salinas de Gortari, Claudia Ruiz Massieu movió sus piezas como dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional para la renovación de esa agrupación y se rodeó de candidatos perdedores de la pasa elección del 1 de julio.

En la lisa de “es lo mejor que tenemos” aparece el excandidato del PRI a la gubernatura de Jalisco, Miguel Castro Reynoso, quien llega a la Secretaría de Vinculación con la Sociedad Civil; José Reyes Baeza, quien buscó un lugar en el Senado, se convierte ahora en secretario de Acción Electoral; y Mely Romero Celis, que compitió por una diputación federal y perdió.

Al Revolucionario Institucional se incorpora también quien fuera Oficial Mayor en la Secretaría de Gobernación durante la gestión de Miguel Ángel Osorio Chong, Jorge Márquez Montes, quien llega como secretario de Operación Política.

Morelos Canseco Gómez llega a la Secretaría Jurídica y de Transparencia; Angélica Araujo Lara se convierte en secretaria de Cultura; y Norma Aceves García es secretaria de Atención a Personas con Discapacidad.

También fueron nombradas como secretarias generales adjuntas a la presidencia: Graciela Ortiz González; Paloma Guillén Vicente, quien es suplente de Ruiz Massieu en el Senado; Lorena Cruz Sánchez y Guadalupe Gómez Maganda.

Paloma Guillén Vicente, además de ser hermana del exsubcomandate Marcos, líder el Ejército de Liberación Nacional, es licenciada en Derecho con Maestría en Administración Pública y ha ocupado cargos partidistas a nivel municipal y estatal en Tamaulipas, asimismo ha fungido como delegada del CEN del PRI en diversas entidades de la República.

Participó en el equipo de transición del presidente electo Enrique Peña Nieto y fue nombrada Subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación; ha sido en dos ocasiones diputada local por Tamaulipas.