Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Donald Trump anuncia el fin de la guerra de las Coreas

Ha hecho más por la paz que del Nobel Barack Obama. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Anunció el final de la guerra de Corea tras la celebración de la histórica cumbre de los líderes de las dos Coreas, Kim Jong-un y Moon Jae-in.

“LA GUERRA DE COREA HA TERMINADO. Estados Unidos y todo su GRAN pueblo debería estar muy orgulloso de lo que está sucediendo ahora en Corea”, dijo Trump en su cuenta de Twitter.

Kim y Moon sellaron un acuerdo para lograr “la completa desnuclearización” de la península y abrir una nueva era que ponga fin al estado de guerra entre ambos países.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, cruzó la línea de demarcación militar que separa las dos Coreas para mantener una histórica cumbre con el presidente sureño, Moon Jae-in, en la que tratará la posible desnuclearización de su régimen.

“Tras un año furioso en lanzamientos de misiles y pruebas nucleares, está teniendo lugar un histórico encuentro entre Corea del Norte y del Sur”, tuiteó Trump, luego del encuentro de los mandatarios de las coreas.

Se trata de un gesto histórico que convierte a Kim en el primer líder norcoreano en pisar suelo del Sur desde que en 1953 acabó la guerra entre las dos Coreas, un conflicto cerrado por un alto el fuego pero no por un tratado de paz.

Luego el mandatario estadounidense, expresó: “Por favor, no olviden la gran ayuda que mi buen amigo, el presidente XI de China, ha dado a los Estados Unidos, particularmente en la frontera de Corea del Norte. ¡Sin él hubiera sido un proceso mucho más largo, más duro!”

En una declaración conjunta, Moon y Kim confirmaron “el objetivo común de obtener, mediante una desnuclearización total, una península coreana no nuclear”.

“No habrá más guerra en la península coreana”, agregaron tras la cumbre, la primera en más de una década y 65 años después de que la contienda bélica terminara apenas con un armisticio, y no un tratado de paz.

Las dos Coreas intentarán este año poner fin a la guerra de forma permanente y para ello tratarán -según el texto- de reunirse con Estados Unidos y quizá también con China (ambos firmantes del alto el fuego) “con vistas a declarar el fin de la guerra y establecer un régimen de paz permanente y sólido”.