Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Donald Trump se declara amlover; no quiere nada con el capitalista de Peña

¿Eso es bueno o es malo? Durante su campaña proselitista por Virginia, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump volvió a coquetearle al presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador y arremetió contra el mandatario constitucional, Enrique Peña Nieto.

“Me gusta México, me gusta su nuevo líder. Creo que va a ser estupendo”, señalo el presidente.

Pese a definirlo como “un poco diferente” quizá por su ideología política de izquierda, o por su color, Trump enfatizó que se lleva mejor con él que con Peña.

“Creo que me va mejor con él que con el capitalista, pero él sabe que México necesita de Estados Unidos”, señaló el presidente estadounidense quien no pasa por un buen momento, aunque pareciera que eso ya no le preocupa pues así ha sido desde su llegada al poder.

En solo una hora, los cimientos de la presidencia de Donald Trump se han tambaleado. Su asesor estrella de campaña, Paul Manafort, fue condenado por ocho delitos, de un total de 18, de fraude, por los que podría pasar el resto de su vida en la cárcel. Minutos después, estallaba la verdadera bomba: el abogado de Trump durante muchos años, Michael Cohen, se entregaba ante el FBI y se declaraba culpable de ocho cargos criminales, asegurando que al menos uno de ellos fue cometido por orden directa de la persona que hoy ocupa el Despacho Oval.

Según su abogado, Cohen declaró bajo juramento que Trump le ordenó pagar a dos mujeres, la actriz porno Stormy Daniels y la ex modelo de Playboy Karen McDougal- para que mantuvieran su silencio sobre la relación extramarital mantenida con el entonces candidato, que, de hacerse pública, podría perjudicar sus elecciones electorales. Aunque los pagos han sido reconocidos por el entorno de Trump, el propio presidente alega no haber sido consciente de que estaban teniendo lugar en el momento. El propio Cohen aseguró a principios de este año que los había abonado de su propio bolsillo.