Eduardo Capetillo perdió la alcaldía de Ocoyoacac y se quedó en la ruina

Eduardo Capetillo perdió la alcaldía de Ocoyoacac y se quedó en la ruina

Varias veces le advirtieron a Eduardo Capetillo que no se metiera a la política, pero él, tratando de resolver su situación económica, desatendió los consejos de su familia y amigos cercanos, y ahora está pagando las consecuencias.

Sin tener ninguna experiencia en el servicio público, a Capetillo le calentaron la cabeza con el cuento de que podría ser alcalde de Ocoyoacac, municipio donde tiene el rancho que le heredó su abuelo en las inmediaciones del Estado de México.

Un grupo de priistas al ver que no tenían ninguna oportunidad de repetir en el gobierno de Ocoyoacac, convencieron a Capetillo para que fuera su abanderado, en parte porque querían aprovecharse de su popularidad, y por otra, porque querían que el actor pagara con sus fondos la mayor parte de la campaña.

Ilusionado por ser alcalde de su comunidad, Capetillo pagó con sus recursos juguetes, comida, despensas, fiestas y festejos, además de personal de apoyo, que le costó varios millones de pesos, según lo relataron miembros de la oposición que se quejaron de esas prácticas.

Pasados los comicios, Capetillo no sólo perdió la elección de su municipio, sino también bastante dinero que puso de su bolsa, lo que vino a empeorar su situación económica, pues como lo reportaron varios medios de la farándula en su momento, Eduardo hasta remató varias casas con el fin de saldar sus deudas.

Tras su amarga experiencia en el mundo de la política, de igual forma se sabe que su esposa, la actriz en retiro Bibi Gaytán, no está bien con Capetillo, pues luego de las elecciones no se ha visto con él, siendo que durante la campaña no se le separaba ni para ir al baño.

Otro indicio de que Capetillo está desesperado por encontrar una fuente de ingresos, es que recientemente fue visto en los pasillos de Televisa haciendo largas antesalas en varias oficinas de productores, los cuales hasta el momento no se han interesado en él.

Sin oportunidades en Televisa, y sin la posibilidad de poder regresar a Tv Azteca, luego de salir de esa empresa con conflictos, Eduardo Capetillo se truena los dedos con la esperanza de pronto encontrar trabajo, luego de su fallida incursión en el ámbito de la política.