Para Eduardo Mendoza, el Premio Cervantes 2016

Mantiene al lector con las emociones a flor de piel

El máximo premio de las letras españolas, el Premio Cervantes 2016, lo recibió Eduardo Mendoza, un escritor barcelonés, quien se caracteriza por hacer de los textos un punto para que la lengua literaria se tapice de ironías y sutilezas, apreciaciones que hizo que el jurado le otorgara tan preciso galardón, en la lengua de Cervantes.

Eduardo Mendoza inició su carrera en las letras en 1975, con las publicación “La verdad sobre el caso Salvota”, en la que relata en la obra el ambiente de la Barcelona de la primera mitad del siglo XX, dando un perfil casi caricaturesco a sus personajes y a las situaciones, a veces llenas de humor y de ironía, este relato le permitió alcanzar el Premio de la Crítica. A la fecha ha publicado 15 novelas, dos libros de relatos, dos obras de teatro y dos fabulosos ensayos.

El Premio Cervantes 2016, en opinión del jurado se le otorgó, ya que gracias a su publicación de 1975 le regaló al pueblo español la posibilidad de gozar con su histriónica forma de escribir el relato, un recorrido por las imágenes y, sobre todo, a mantener a los lectores con el pulso de las emociones a flor de piel; sus posteriores novelas conservan ese sabor y trama que hunde al lector en un texto que no se puede abandonar, hasta que se termina.

Eduardo Mendoza no sólo es reconocido en España, ya que internacionalmente ha trascendido su obra, su propuesta literaria y sobre todo el reconocimiento de la crítica de llegar a diferentes públicos y embelesarlos con su narrativa.

Bienvenido el Premio para Eduardo Mendoza, que con este galardón España alcanza 22 premios, siguiendo México con seis, que lo posiciona en el segundo lugar. La más reciente fue la otorgada a la escritora Elena Poniatowska, el Premio 2013.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo