Empresarios mexicanos ocultan que el tema salarial es el que puede echar abajo el TLCAN

Tanto autoridades como empresarios se niegan a incrementar los salarios en México, como lo han exigido Canadá y Estados Unidos en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), por considerar los bajos salarios en nuestro país como una competencia desleal.

El secretario de Economía por México, Idelfonso Guajardo, dijo la semana pasada que la negociación va demasiado rápido.

Advirtió una estrategia explosiva del gobierno de Donald Trump le ponen dinamita a toda la negociación para luego establecer un sistema de intercambio de posiciones para empezar a cerrar capítulos. (La Jornada 6 de octubre de 2017).

Sin embargo, de acuerdo con experto el tema laboral es que el atoraría las renegociación y hasta podría echar abajo el acuerdo comercial. Por ejemplo, el doctor Oliver Santín Peña, investigador titular del Centro de Investigaciones Sobre América del Norte (CISAN) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se refirió al tema que tratan de ocultar los negociadores mexicanos..

A punto de iniciar la cuarta ronda de renegociación de este acuerdo comercial, del 11 al 15 de octubre en Washington DC, los vecinos del norte insisten en que nuestro país debe aplicar un aumento sustancial en los sueldos, a fin de que no sea éste el atractivo para que las fábricas canadienses y estadunidenses vengan aquí en busca de mano de obra barata.

Santín Peña, miembro del Sistema Nacional de Investigadores y especializado en Canadá, coincidió que hasta el momento, luego de tres rondas de pláticas, no hay grandes avances en la citada renegociación.

Si bien el primer ministro de Canadá no ha hecho expresiones como las del presidente de Estados Unidos, en el sentido de amenazar a inversionistas si se van a México, los canadienses, en especial los sindicatos, “sí están ejerciendo presión hacia el gobierno mexicano para incrementar los salarios. Es decir, no sólo las compañías estadunidenses se van de ese país en busca de trabajadores con sueldo más bajo sino también las empresas canadienses.

La gran oferta de México en el TCLAN es la mano de obra barata y, en este sentido, se debe agregar también el factor de la tecnificación de la producción, que tampoco ayuda para que se generen más empleos, explicó.

En el caso particular de Canadá, la eventual ruptura trilateral le daría espacio para avanzar hacia su estrategia de acuerdos bilaterales en la región.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo