Encerrona en el PRI, otro golpe de timón en la campaña; hablan de declinación de Meade

Para favorecer a “ya saben quien”. A 18 días de las elecciones el Partido Revolucionario Institucional busca la forma menos humillante de tirar la toalla, pues simplemente José Antonio Meade ya no levantó en las encuestas y el pacto con Andrés Manuel López Obrador da la esperanza de no pisar la cárcel, que al final de cuentas salvar el pellejo es lo que más importa.

La operación de apoyo a favor del morenista “ya saben quien” está a cargo del publicista Carlos Alazraki, quien se ha reunido con el Presidente Enrique Peña Nieto para elaborar el plan “abandono del barco” y que este sea de una forma decorosa. Aunque todavía no se ha definido si declina a favor o se mantiene hasta las elecciones, pero lanzando más ataques contra Ricardo Anaya.

Esa última opción es la que más le ha gustado al primer priista.

Mientras se define la otra nueva estrategia, el candidato presidencial de la alianza Todos por México, José Antonio Meade, tomará cuatro días sin realizar actividades proselitistas.

Aunque no se irá a su casa a hacerle piojito a Juana, sino que estará en clases para el tercer y último debate. El equipo que encabeza Alazraki, también incluye a maestros de actuación de Televisa.

Los tres días previos al tercer debate que se efectuará el próximo martes 12 en Mérida, Yucatán, y uno más después serán para asimilar la derrota ya anunciada y aceptada por los priistas de cúpula.

el último debate que se dividirá en tres módulos: Crecimiento Económico y Pobreza y Desigualdad; Educación, Ciencia y Tecnología; y Salud, Desarrollo Sustentable y Cambio Climático.