Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Eruviel Ávila, lo peor que le ha pasado al PRI en el Edomex

El actual gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, quien tiene aspiraciones de ser presidente de la República, ha sumido a su partido en los niveles más en aceptación.

Su mal gobierno deja muchas dudas de que haya retenido la gubernatura, pese a todo lo que regalaron para la compra de votos.

De acuerdo con datos del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), cuando Eruviel Ávila fue el candidato priista a la gubernatura en 2011, obtuvo 3 millones 18 mil 588 votos, es decir, el 28.5% de electores registrados, que eran 10 millones 555 mil 669.

Alfredo del Mazo, candidato en 2017, consiguió un millón 955 mil 347 sufragios, apenas el 17 por ciento del total de electores registrados por el IEEM.

En la elección de hace seis años, el PRI, en la coalición “Unidos por ti” con el PVEM y Panal, obtuvo 64.9% de los votos –de quienes sí fueron a votar y no sólo estaban registrados-; mientras Alfredo del Mazo alcanzó únicamente 33.7 por ciento.

Durante el sexenio de Eruviel Ávila, los votantes registrados se incrementaron en la entidad mexiquense. Para esta elección, estaban anotados en las listas nominales 11 millones 313 mil 282 ciudadanos, 7% más que en la pasada elección. Según estas cifras, si el candidato Del Mazo hubiera obtenido el mismo porcentaje que Eruviel (28.5%), 3 millones 224 mil 285 mexiquenses le habrían dado su voto. Alfredo del Mazo perdió entonces un millón 268 mil 938 votantes en comparación con el actual mandatario de la entidad.

De acuerdo con las cifras del Programa de Resultados Preliminares (PREP) muestran que el partido de Enrique Peña Nieto, exgobernador mexiquense, obtuvo el triunfo gracias a la alianza con el Partido Verde Ecologista de México, Partido Nueva Alianza y Encuentro Social.

Se muestra en el conteo del PREP que los priistas sólo tuvieron el 29.8 por ciento del total del voto mexiquense, frente a Morena que ganó 30.8 por ciento de los sufragios en la entidad.