Con el esmog de la Ciudad de México harán diamantes

¿Quitarán el programa Hoy no Circula…?  Si del cielo te caen limones bajo esa máxima, el artista y diseñador holandés, Daan Roosegaarde, ha hecho diamantes con el esmog en Beijing y esa misma tecnología la pretende aplicar en la Ciudad de México.

Ante estudiantes de la Universidad de Monterrey (UDEM Roosegaarde, presentó su proyecto para construir en la Ciudad de México una torre que convertirá el smog en diamantes. Estudiantes de la División de Arte, Arquitectura y Diseño de la institución de educación superior conocieron el proyecto de la torre libre de smog en la cual combinará la tecnología con el arte y los espacios de la naturaleza.

Roosegaarde –graduado en Arte y Master en Arquitectura por el Instituto Berlage en Rotterdam– transforma el dióxido de carbono en un anillo libre de smog (“smog free ring”), con valor de unos 250 euros, y lo recaudado se vuelve a invertir en el mismo proyecto.

El año pasado, el artista holandés inauguró una “Smog-Free Tower”, en China, que limpia mil metros cúbicos de aire, según aseguró, lo que representa entre 20 y 70 por ciento más libre de smog que el resto de la ciudad.

Explicó que bajo un proceso de ionización, la estructura arquitectónica recolecta en carbono las partículas esparcidas en el aire, que después comprime durante media hora a alta presión para obtener los diamantes.

“Es una forma de entender el lujo y es una propuesta que se relaciona con un mundo limpio”, abundó el ponente.

Roosegaarde experimenta con diversos materiales en busca de “aire limpio, agua limpia y energía limpia”, para actualizar la realidad y “disparar la imaginación”.

También creó en Eindhoven el “Sparkling Roosegaarde-Van Gogh Bicycle Path”, un carril luminiscente para bicicletas, en el que hace tributo a la obra de Van Gogh, “La noche estrellada”.

El camino está creado con piedras luminiscentes que se cargan con luz diurna gracias a una tecnología innovadora y fue creado para el aniversario número 125 de la muerte del famoso pintor.

Roosegaarde también ha trabajado en China para crear bicicletas que purifican el aire contaminado y lo convierten en aire limpio.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo