“Este no es el estado que prometió el Bronco”; reclaman por motín

Al menos 52 muertos dejó el motín en el penal de Topo Chico en Monterrey, además de 12 personas heridas. El gobernador de Nuevo León Jaime Rodríguez, ‘El Bronco’ descartó que se tratara de un intento de fuga y fue una riña entre internos.

“Ya se le había dicho a El Bronco de la sobrepoblación en el penal, pero no hizo nada, está muy ocupado peleándose con otros candidatos a la presidencia que atender al estado”; reclama familiar de interno que quiere saber sobre el estado de su pariente que está interno y que no se les informa.

El motín se inició poco después de la medianoche del jueves entre bandas rivales, lideradas por Jorge Iván Hernández Cantú, el Credo, y Juan Pedro Saldívar Farías, el Z-27, dijo Rodríguez Calderón, en una conferencia de prensa en la que agregó que no daría mayor información por respeto a los familiares y porque no tenía los nombres de los muertos ni de los heridos.

En el interior del Centro de Readaptación Social se registraron detonaciones, incendios y una fuerte movilización policiaca que inició después de los primeros minutos de las 00:00 horas.

Según el reporte de las autoridades tomaron el control de la situación en Topo Chico alrededor de las 01:30 horas, y el gobierno local descartó una fuga de reos, como trascendió en los primeros reportes, informó Comunicación Social estatal en su cuenta de Twitter.

Algunas mujeres y bebés se encontraban en el área de visita conyugal al momento de los hechos, pero ninguno resultó herido, comunicó Rodríguez Calderón.

El gobernador indicó que los únicos edificios afectados fueron el C-2 y el C-3, por lo que pidió calma a los familiares de los internos y de los celadores que se encontraban de turno en ese momento.

Familiares de los internos y de los elementos de seguridad que se encontraban en las instalaciones carcelarias demandaron a las autoridades conocer el estado en que se encuentran los reclusos e ingresaron al penal, donde se enfrentaron brevemente con las autoridades antes de ser sacados nuevamente.

“Queremos que nos den una lista; si no, nos van a decir hasta que estén en el hospital o en el anfiteatro”, dijo una mujer que, junto con decenas de personas, exigía información sobre sus familiares.

Rodríguez Calderón pidió paciencia a los familiares hasta que se tenga toda la información. Aclaró que hasta el momento no se encuentran mujeres ni niños entre los muertos o heridos.

El gobernador Jaime Rodríguez no contestó preguntas a los reporteros bajo el argumento que no se tiene mayor información.