Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Exempleado de Pemex ganaba un millón al día por venta de huachicol

El robo de combustible se ha convertido en un negocio más que redituable, aún más que el narcotráfico, pues son más lo que consumen gasolinas que drogas. Muestra de ella es el aseguramiento de un exempleado de Pemex que resultó huachicolero y en un mes ganó más de 30 millones de pesos, un millón por día.

Fuerzas federales desmantelaron una red delictiva dedicada al robo de hidrocarburo que operaba en Nuevo León, en la que está involucrado un extrabajador de Petróleos Mexicanos

De acuerdo con las pesquisas de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), la organización criminal comercializaba un millón 920 mil litros por mes.

Gracias a su actividad el extrabajador de Pemex obtenía por la venta del energético 31 millones 680 mil pesos mensuales, es decir, más de un millón de 31 pesos diarios.

La Procuraduría General de la República, la Policía Federal y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional, cumplimentaron seis órdenes de aprehensión, libradas el pasado 10 de octubre por el juez Primero de Distrito en Materia Penal, en Nuevo León, por el delito de delincuencia organizada, con la finalidad de cometer delitos en materia de hidrocarburos.

De acuerdo con la indagatoria, las acciones ilícitas realizadas contaban con la participación y complicidad del ex trabajador de Pemex, quien dentro de sus funciones primordiales cuidaba y custodiaba el producto.

Los sospechosos son Valentín Everardo Valdez Valdez, El Flaco; Daniel Pérez Vázques, El Primo; Omar Flores Tamez, La Changa; los Hernández, El Charro, este último es el que fue señalado como trabajador de Pemex.

El agente del Ministerio Público de la Federación reunió pruebas para solicitar al juez de acción penal en contra de esta organización delictiva dedicada a la comercialización del hidrocarburo sustraído de ductos propiedad de la paraestatal.