Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

En Francia nace movimiento contra el “hipócrita chantaje feminista” del #Metoo

¿Y el romanticismo? Mujeres y hombres alzan la voz contra el movimiento que nació en Hollywood y que fomenta el “puritanismo” y el cual fue calificado como hipócrita.

“La violación es un crimen. Pero el flirteo insistente o torpe no es un delito, ni la caballerosidad una agresión machista”, dicen personalidades como la actriz Catherine Deneuve, quien encabezó al grupo de inconformes.

“Desde el caso Weinstein se ha producido una toma de conciencia sobre la violencia sexual ejercida contra las mujeres, especialmente en el marco profesional, donde ciertos hombres abusan de su poder. Eso era necesario. Pero esta liberación de la palabra se transforma en lo contrario: se nos ordena hablar como es debido y callarnos lo que moleste, y quienes se niegan a plegarse a esas órdenes son vistas como traidoras y cómplices”, afirman las firmantes.

En el texto que apareció en el diario Le Monde agregan que “como mujeres, no nos reconocemos en este feminismo que, más allá de la denuncia de los abusos de poder, toma el rostro del odio a los hombres y a la sexualidad”.

Mientras tanto, el nuevo blanco de denuncias por acoso es James Franco, quien el domingo se llevó el Globo de Oro como actor de comedia o musical por The Disaster Artist, triunfadora en San Sebastián y que, en dos semanas podría, valerle la nominación al Oscar. Apenas Franco se llevó el Golden Globe, tres actrices lamentaron en las redes sociales que se lo premiara en la primera gala reivindicativa de los derechos de la mujer desde que estalló el caso Weinstein, y recordaron historias de acoso del actor y director.

Por Twitter, la actriz Ally Sheedy lanzó la primera acusación con el hashtag #MeToo. “James Franco acaba de ganar. Por favor nunca me pregunten por qué dejé la industria del cine y la televisión”, escribió Sheedy, quien compartió una obra de teatro con Franco en el circuito off de Broadway.

Pero las actrices francesas no están dispuestas a tragar con la hipocresía del #metoo y de las amigas de Oprah y Mery Streep (She Knew….). Aclaran que “no se sienten representadas por ese feminismo que, más allá de la denuncia de los abusos de poder, adquiere el rostro de un odio a los hombres y su sexualidad”, en alusión al movimiento “#metoo” (“yo también”), que surgió para denunciar en las redes sociales casos de abusos machistas.