Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Ganancias por $9,231 millones por fraudes a clientes bancarios

Los fraudes a clientes de bancos es uno de los negocios más redituables, hay menos competencia, menor riesgo y dejó ganancias por nueve mil 231 millones pesos a la delincuencia en seis meses.

De acuerdo con el reporte de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) en el primer semestre de 2018 las ganancias se incrementaron en 31% con respecto a la primera mitad de 2017.

A través del llamado “Fraude Tradicional”, que incluye las operaciones en Terminal Punto de Venta, comercio por teléfono, cajeros automáticos, sucursales bancarias, corresponsales y banca por teléfono, los reclamos de los clientes bancarios sumaron 1.4 millones de reportes, por un monto de 4,820 millones de pesos.

Reiteró que ante la creciente estadística, el organismo seguirá insistiendo en que la Secretaría de Economía o la Procuraduría Federal del Comsumidor (Profeco) exijan a los portales de comercio electrónico mayores medidas de autenticación a los usuarios.

De forma general, al hacer un balance semestral, Condusef puntualizó que los clientes de la banca múltiple realizaron ante la institución 4.5 millones de reclamaciones por un monto de 14,500 millones de pesos.

El comercio por Internet siguió siendo el principal vehículo del delito, “debido a la carencia de mecanismos de seguridad para autentificar la legitimidad de los usuarios que llevan a cabo las transacciones”, explicó.

Del total de las quejas con perjuicio económico de enero a junio, 78% unos 3.5 millones fueron por causa de un posible fraude, en tanto que el resto obedeció a Movimientos Operativos del Banco (MOB), como pueden ser cobros no reconocidos por comisiones, intereses, pagos mal aplicados y depósitos no acreditados, entre otros.

En cuanto a los productos más reclamados por los clientes bancarios, la tarjeta de crédito encabezó la lista con 55% del total de las quejas, seguida de la tarjeta de débito con 36%, lo cual significó que nueve de cada 10 reclamaciones fueran por estos productos al conformar 91% de todas.