Gaseras prefieren pagar multa que ser verificadas

Pagar las multas que les impone la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) a gaseras del país han de resultar buen negocio comparado con las ganancias que le deja el no dar kilos de a kilo de combustible.

Durante los primeros siete meses del año la Profeco realizó 960 visitas de verificación en plantas para la venta de gas LP en pipa, y sancionó a 215 empresas por incumplir con los litros ofrecidos o no contar con instrumentos de despacho calibrados.

En las verificaciones de la Dirección General de Verificación de Combustibles, 77 empresas se negaron a la verificación, en cuyo caso se impusieron medidas de apremio por 250 mil pesos a cada una.

Mientras que en total se han impuesto sanciones por 19.2 mdp por diversas irregularidades, dio a conocer en un comunicado la dependencia.

En el periodo referido, dio a conocer, se realizaron mil 400 verificaciones a camiones distribuidores de cilindros, y encontró irregularidades en 148 casos, lo que derivó en la imposición de 674 sellos de inmovilización por anomalías en el peso, malas condiciones de seguridad y también inmovilizó 800 cilindros en planta.

Precisó que en el caso de los cilindros de gas LP, el personal de la Procuraduría revisa que el camión tenga colocados los precios a la vista, que los tanques pesen lo que se indica y cuenten con las condiciones de seguridad. Añadió que cuando se trata de pipas destinadas a la venta para uso doméstico en tanques estacionarios, verifica que se encuentre el precio a la vista y que los mecanismos de despacho estén debidamente calibrados.

Los estados en los que se ha sancionado a un mayor número de plantas por irregularidades fueron Estado de México, con 37; Jalisco y Veracruz, con 27 cada una; Puebla, con 12 y Baja California, con 10.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo