El genio está ligado frecuentemente con la desdicha

 

El genio está ligado frecuentemente con la desdicha.

Galileo vivió desterrado, erró de ciudad en ciudad y acabó en la cárcel.

Descartes también vivió en el exilio, tuvo que servir como soldado y murió en tierra extranjera.

El anatomista francés Andreas Vesalius vivió una existencia de vagabundo, fue acusado de herejía, de robo y disección de cadáveres, y estuvo a las puertas de la ejecución; fue forzado a hacer una peregrinación a Tierra Santa y murió en un naufragio.

Copérnico no se atrevió a publicar sus descubrimientos.

Kepler jamás recibió la pensión prometida por el emperador.
Fuente: IA