Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Gobierno de AMLO no puede bajar sueldos de funcionarios; habrá tormenta de amparo

El jurista Diego Valadés, asegura que las cortes se llenarán de amparos por parte de funcionario públicos que buscarán impedir que bajen sus salarios como lo establece la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos.

De acuerdo con esa ley se establece que ningún funcionario podrá ganar más que el presidente de la República, pero es contraria a la Constitución, de acuerdo con el abogado constitucionalista.

Valadés Ríos señaló que habrá miles de amparos en contra de este nuevo ordenamiento y es muy probable que se ganen los litigios.

Cabe recordar que la relación de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación con el todavía presidente electo no es buena, además que esa ley contempla la disminución de los sueldos de estos, pues en el algunos casos supera los 600 mil pesos mensuales.

“Va a generar inquietud porque prevé que el tabulador correspondiente sea incorporado al próximo Presupuesto de Egresos y evidentemente el temor que va a surgir en el ámbito de la burocracia mexicana es el de una disminución sensible en cuanto al monto de ingresos que tienen en este momento no sólo los altos funcionarios, sino también los (funcionarios) de nivel medio y bajo”, señaló.

Esta ley, dijo Valadés, generará turbulencia en la burocracia mexicana. “Vamos a tener en adición a la turbulencia que ya existe con relación con otros temas, vamos a tener un elemento adicional de inconformidad en un sector importante de la población mexicana”, señaló.

Aseguró que es una ley “mal hecha” porque hace referencia a unidades de medida como el salario mínimo que ya no existe, y a una entidad que ya tampoco existe constitucionalmente como el Distrito Federal (ahora se llama, según la Constitución capitalina, Ciudad de México).

“Se trata de una norma expedida con precipitación, sin haber medido sus efectos y que evidentemente es contraria a la Constitución por el solo hecho de que haga referencia a unidades y entidades inexistentes”, enfatizó.