Gobierno federal solo cuenta los muertos por pólvora; a la lista otros 24 en Tultepec

Nadie sabe cuánta pólvora se maneja en Tultepec, no hay control de los polvorines. Tanto el gobierno estatal como el federal dan todas las facilidades para concentrar la pólvora en el lugar, lo cual ha ocasionado varios siniestros en el lugar. El más reciente lleva 24 y la lista puede incrementarse.

Ttras las dos explosiones registradas esta mañana en talleres de pirotecnia en la zona conocida como ‘La Saucera’, municipio de Tultepecm suman 46 pacientes internados en diferentes nosocomios del Estado de México. Nueve de ellos, son reportados graves

Entre los fallecidos se cuentan civiles, policía y bomberos que laboraban en la emergencia.

Desde la comodidad de su oficina, el gobernador Alfredo del Mazo publicó en su cuenta de Twitter que los secretarios de Gobierno, Salud y Seguridad están en la zona coordinando las labores de auxilio; agregó que dio instrucciones para brindar la atención necesaria a víctimas y deudos.

La primera explosión se suscitó en un taller de elaboración y almacenamiento de juegos pirotécnicos, alcanzando otros dos talleres y una casa contigua.

De acuerdo con información de la corporación de Bomberos de Tultepec, otra explosión se registró cuando llegaban las unidades de emergencia, lo que lesionó gravemente a bomberos y paramédicos.

Incluso una ambulancia de Protección Civil de Nextlalpan fue alcanzada por los estallidos de pólvora, provocando severos daños.

Al menos cada mes se registra un siniestro en la zona. Hace 10 días se produjo el más reciente incidente que dejó un muerto. A principios de junio, otra explosión cobró la vida de siete personas en la misma zona.

En diciembre de 2016, una serie de fuertes explosiones en un mercado de pirotecnia en Tultepec dejó más de 30 muertos y 60 heridos, en uno de los peores incidentes de esta actividad, la cual el gobierno estatal y el federal dijeron que debe continuar, pese al peligro latente, pues además de los talles registrados el número de clandestinos, algunos en casas habitación, los duplica en número.