Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

En gobierno de Peña, cada año aumenta violencia de funcionarios contra periodistas

Mientras que en la gestión de Felipe Calderón se contabilizaron un promedio de 17 agresiones por año en contra de periodistas, en el Gobierno de Enrique Peña Nieto la cifra aumentó a 44, expuso la organización Artículo 19 durante la presentación de su informe anual “Democracia simulada, nada que aplaudir”.

El discurso oficial “ha culpado una y otra vez” al crimen organizado por la violencia contra la prensa, pero de las mil 986 agresiones ocurridas en los últimos cinco años, sólo 8% fueron responsabilidad de delincuentes y el 48% corresponde a funcionarios públicos, recalcó.

“La violencia contra periodistas que antes se concentraba en algunos estados, en especial los que tenían mayor presencia del crimen organizado, ahora es “generalizada en todo el país”, destacó y subrayó que en el actual sexenio “cada año ha sido más violento que el anterior”, apuntó.

En gestión de Peña suman mil 986 ataques a periodistas. Sólo en 2017 se documentaron 507 ataques, incluidos 12 asesinatos y una desaparición forzada, lo que coloca a México como el país más peligroso para ejercer el periodismo en América Latina.

   

Tras hacer un llamado al gobierno federal para que garantice el libre ejercicio del periodismo, Artículo 19 detalló que con Peña Nieto aumentaron 2.5 veces las privaciones de libertad.

Sostuvo que el riesgo mayor entre los periodistas que cubren la fuente de seguridad y justicia está en los estados de Veracruz, Puebla, Ciudad de México, Baja California Sur y Guerrero.

Agregó que las agresiones están dirigidas también a la fuente de corrupción y política, y en la capital del país es donde se concentra el mayor número de casos.

“Al inicio de sexenio, Artículo 19 documentó que 75% de los asesinatos de periodistas eran cometidos presuntamente por integrantes del crimen organizado. Al cierre del sexenio puede identificarse que 21.9% de los asesinatos fueron presuntamente cometidos por integrantes del crimen organizado y 19.5% por funcionarios públicos”.

Además, las agresiones a medios digitales en 2017 superaron a las de los medios impresos, con 47.8 y 20.8% de los casos, respectivamente.

Finamente señaló que la publicidad oficial es utilizada como mecanismo de control indirecto de las líneas editoriales y como herramienta de censura sutil hacia los medios de comunicación.

Según la organización, los recursos de la publicidad gubernamental se ejercen sin control y con cantidades hasta 200% más de lo presupuestado, por lo que propuso crear un ente regulador de la publicidad oficial que no dependa de la Secretaría de Gobernación, sino que sea una Comisión de Vigilancia o un Consejo Nacional el que atienda ese punto.