Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Gómez Urrutia 2018: perdón, poder y ahora parte de la fortuna del Sindicato Minero

A menos de cuatro semanas de que Andrés Manuel López Obrador llegue a la Presidencia de la República, la mentada impunidad toma forma. Se empezó con el perdón de Napoleón Gómez Urrutia, después se le hizo legislador y ahora le descongelan las cuentas bancarias. En una de esas hasta es el próximo candidato…

El Primer Tribunal Colegiado Penal ordenó a la Procuraduría General de la República descongelar tres cuentas a nombre del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, que encabeza Gómez Urrutia.

El sindicato de mineros obtuvo un amparo por parte del tribunal federal luego de 12 años de litigio con la PGR, dependencia que había decretado el aseguramiento de estas cuentas como parte de las investigaciones contra su líder por los delitos de desvío de recursos, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

   

El año pasado, una juez federal ordenó a la PGR dejar atrás el aseguramiento, pero el Ministerio Público Federal modificó su propio acuerdo para no descongelar las cuentas que ascienden a casi 340 mil dólares.

En el fallo judicial de ahora se argumenta que la PGR se excedió en sus atribuciones al congelar las cuentas, toda vez que ya se había emitido una resolución donde se le negaba la orden de aprehensión contra Gómez Urrutia, porque las investigaciones no aportaron suficientes pruebas en su contra.

En 2006, la PGR aseguró al sindicato minero un total de siete cuentas cuyo monto global ascendía a 25 millones de dólares, como parte del proceso legal en contra de Napoleón Gómez Urrutia.

Después de que en 2014 un juez cancelara la última orden de aprehensión contra Gómez Urrutia por considerar que no había elementos para inculparlo de una disposición ilegal de 55 millones de dólares, dichas cuentas siguieron congeladas, por lo que la defensa del líder sindical interpuso un recurso de amparo para que el dinero le fuera devuelto al sindicato.

“Se estiman inoperantes los agravios que se atienden, al no contravenir las razones de la sentencia recurrida en la materia de este recurso, ya que en estos sólo se reiteran las alegaciones del informe justificado de la autoridad responsable, pero sin contravenir el fallo recurrido”, cita el amparo en revisión.