Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Gubernatura en Veracruz se decidirá en tribunales; el PRI, descartado

En estos últimos días de campaña para la gubernatura de Veracruz, una cosa está clara: las coaliciones Por Veracruz al Frente y Juntos Haremos Historia se encuentran tan parejos, que se espera que uno de los impugne y al nuevo gobernador le levanten la mano en tribunales.

El candidato del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, Miguel Ángel Yunes Márquez, y el de Morena, PT y PES, Cuitláhuac García, avanzan en un empate técnico separados de los otros dos aspirantes.

Aunque algunas encuestas señalan una ventaja mínima del hijo del gobernador actual, Miguel Ángel Yunes Linares, lo cierto es que se espera un final de fotografía. Incluso hay quienes aseguran que podría definirse en tribunales.

La alta competitividad del panista se explica porque, si bien se trata del candidato del partido en el gobierno, ese elemento no juega en su contra, porque la administración estatal tiene menos de dos años ya que, debido a una reforma a la Constitución local, se determinó que en lugar de durar seis años serían dos para empatar las elecciones locales con las federales.

   

Y Yunes Márquez es presidente municipal con licencia de Boca del Río, donde se le reconocen acciones de gobierno.

Los analistas consideran que la competitividad de Yunes Márquez se explica porque el peso político del padre es importante en el estado y porque el actual gobernador colocó a distinguidos políticos panistas en la operación de programas sociales.

Es decir: hay un trabajo previo desde el gobierno estatal que opera a favor del candidato panista y sus aliados, tal como ocurría en el pasado con el PRI, con los mismos instrumentos clientelares y corporativos. “Hay toda la estructura gubernamental al servicio la estructura electoral”.

Para Alejandro Aguirre, algo que ha influido poderosamente en la campaña electoral es el caso relacionado con la investigación en contra del exgobernador Javier Duarte de Ochoa, quien se encuentra preso y vinculado a proceso por presuntos actos de corrupción durante su administración.

Por otra parte, en el caso de Cuitláhuac García, su competitividad se debe a la combinación de dos factores principalmente: el trabajo de base de los militantes morenistas con el hecho de que el candidato a gobernador de Morena es un profesor universitario, cuyo discurso y trayectoria le hace sentido a un sector importante de la población.

Es el trabajo de este militante convencido, un tanto más ideológico, que es el que le ha permitido tener a Morena una presencia estatal y eventualmente nacional, dijo.

Veracruz representa el cuarto padrón más grande del país, con una lista nominal integrada por 5 millones 787,827 ciudadanos. Por ello, es muy importante para los candidatos presidenciales.

El trabajo de proselitismo de José Yunes Zorrilla, postulado por el PRI y PVEM, no ha rendido buenos frutos. Se trata de un buen candidato, pero le llegó tarde la postulación, con un partido completamente sumido en el desprestigio y desarticulado en un escenario antipriista.

El analista consultado, Reyna Muñoz, destacó que José Yunes Zorrilla ha sido un priista de toda la vida y con un trabajo legislativo reconocido; sin embargo, tiene la mala vibra del partido, de los priistas y del candidato presidencial José Antonio Meade.