Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Guerra, sin estrategia, contra crimen ha conformado 280 nuevos grupos

Como el mercurio, aplastan un cártel y crean organizaciones que se vuelven más violentas para ganarse el control de cierto territorio. También el efecto cucaracha ha sido factor para que en México, ahora existan 280 nuevas organizaciones criminales.

Guillermo Valdez, ex director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), explicó que de 1990 a 2016 en el país se tenían detectados: el Cártel del Pacífico, liderado por “El Chapo”, el Cártel del Golfo que tenía su brazo armado en los Zetas; el Cártel de Tijuana, que lo dirigían los Arellano Félix; el Cártel de Juárez, que estaba liderado por los hermanos Carrillo fuentes y el Cártel Jalisco Nueva Generación.

De acuerdo con el exfuncionario, hace 11 años el número de organizaciones del crimen organizado era seis, de dos cárteles que son el Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel del Pacífico, pero tras las confrontaciones y captura de líderes de regiones aparecieron 280 organizaciones regionales.

Durante su participación en el Congreso Internacional de Seguridad y Proximidad Social en Nezahualcóyotl, Valdés Castellanos, agregó que esas 280 bandas se dedican no solo a la producción y exportación de drogas, sino a todos esos mercados ilegales”, dijo.

Estas bandas son el resultado de la división de las organizaciones delictivas que existían hasta el 2006.

“La policía municipal, digamos, que es la que está más en contacto con la realidad de alguna manera figurada son los ojos del estado en el territorio y los señores criminales no son invisibles”, detalló.

Especialistas en temas de seguridad urgieron a México trabajar para reconstruir la confianza de los ciudadanos en las Policías de todos los niveles de gobierno.

Explicaron que para que las policías, sobre todo las de proximidad, tengan éxito, la ciudadanía debe poder confiar en ellos.

“El elemento central para la lucha contra la delincuencia es la inteligencia, y no vamos a tener inteligencia sino tenemos información”, “Y la información la tienen los policías y la población, pero si la población no tiene confianza en la policía nunca le va a dar información”, aseveró Guillermo Valdés Castellanos, exdirector del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).