Resistencia fascista del gobierno de Peña Nieto.

Lisa y llanamente se volvió más caro el combustible en el mundo

El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, señaló que lo que le pasó al país es simple y sencillamente que se volvió más cara la gasolina en el mundo.

Sobre la reunión con gobernadores, quienes plantean revertir el “gasolinazo”, sostuvo que es para reflexionar sobre cuál es el proceso

Dijo que después de escuchar al presidente, de volverlo a escuchar, no hay ninguna posibilidad de revertir este aumento al precio de las gasolinas.

Yo creo, dijo, que lo que vale la pena poner en perspectiva qué es lo que nos está pasando, porque esto ha generado muchas dudas, de un cambio de política pública y de un cambio circunstancia económica del país.

Lo que le pasó al país es lisa y llanamente que se volvió más cara la gasolina en el mundo, ¿qué pudimos, o qué se hizo diferente en el pasado?

Recordó que fue secretario de Hacienda en la anterior administración, y “yo creo que ayuda un poco contrastar cuáles eran los espacios, los grados de libertad, las circunstancias que se enfrentaron cuando pasó lo mismo hace seis años.

“Hace seis años, el país producía más o menos 2.7 millones barriles diarios, hoy producimos 1.9. Hace seis años, la diferencia entre el precio del petróleo que se observaba y el precio del petróleo que se puso en el presupuesto, era de 35 dólares.

La combinación de esos dos factores implicaba que se tuvieron muchos ingresos excedentes, que permitieron en esa oportunidad dar un subsidio, un apoyo al precio de la gasolina para mantenerlo artificialmente bajo.

La diferencia entre el precio del petróleo y el precio de presupuesto es prácticamente nula, la plataforma es sustancialmente más chiquita, y nos convertimos en el cuarto consumidor más importante del mundo por habitante de gasolina.

Luego entonces, esos grados de libertad que se tuvieron, hoy ya no se tienen, y por lo tanto no hay más alternativa que dejar que el precio de la gasolina refleje su verdadero costo.

Tenemos que gastar casi 200 mil millones de pesos más. Si nosotros quisiéramos tratar de administrarlo sin excedentes, porque los excedentes que tenemos ahorita, con una plataforma menor, y con un precio del petróleo, que es prácticamente idéntico al que presupuestamos, tenemos que hacerlo acomodándolo como un recorte de gastos.

Todo lo que gasta el gobierno federal, que no son participaciones, que no es lo que le damos a los estados, que no son pensiones, todo lo que gasta el gobierno, solito en sus programas en sus Secretarías, son mil millones de pesos.

Esto quiere decir que 200 mil millones, es más de la quinta parte de todo lo que gasta el gobierno en Prospera, en becas, en sus programas de salud, en sus programas de seguridad, estaríamos entonces ahorita hablando, no ya del precios de la gasolina, sino del recorte y su impacto en quienes hoy son acompañados por el gobierno, apoyados por estos programas.

Los mercados de gasolina son tan grandes que los países han ya renunciado a la aspiración de tratar de administrarlos. Hoy solamente persisten en ese modelo de administrar esta carga de gasolinas, países como Venezuela o Corea del Norte.

Y en México, hace seis años, por cada litro de gasolina que Pemex vendía en México, vendía 2.6, por cada dólar que vendía que Pemex el día de gasolina, vendía 2.6 dólares de petróleo.

Hoy por cada dólar que se vende gasolina de México, se vende solamente 80 centavos de petróleo. Esto es, el valor de la gasolina y supera ya el valor de la producción petrolera, y eso es lo que le quita al gobierno grados de libertad para asumir una decisión distinta que la que se tomó hace ya un par de años, que es dejar que el precio de la gasolina refleje su verdadero costo.

De hecho, lo único que está bajando este año en el costo de la gasolina es el impuesto, ya que se hizo el máximo esfuerzo posible que podíamos en un contexto en donde tenemos menos recursos y menos excedentes.

“Estamos conscientes, estamos buscando ver cuál es la mejor forma de acompañar a los sectores afectados con esta medida, pero no hay manera de que esto cambie la razón profunda que trae como consecuencia el incremento, que es que subió el precio del petróleo en el mundo, y el precio del petróleo subió para México, subió para todos los demás países del mundo y en todos hemos observado estos incrementos.

“De hecho, es el México de los países por este esfuerzo que hicimos de acomodar lo más que pudimos en el impuesto, de los países donde menos ha subido el precio de la gasolina”.

Dijo estar cierto de que habrán de construir una relación constructiva y positiva, pero esa incertidumbre que hoy se refleja en el tipo de cambio, es una incertidumbre y una volatilidad que también le hubiese tenido el precio en la gasolina, y durante estas primeras cinco o seis semanas del año, se buscó la forma de dar estabilidad para no estar reflejando volatilidad, por lo que no sabemos ahorita qué es lo que vaya a pasar.

Ya en el mediano y largo plazo, lo que estaremos nosotros viendo es que conforme suba el precio de la gasolina o baje el precio de la gasolina en el mundo, lo mismo estaría pasando en México.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo