El hombre que peleaba con su cabeza de dos centímetros de espesor

Uno de los tahúres más pintorescos del río Misisipi fue George Devol.

Peleador formidable, era bueno con los puños, pero su arma principal era su cabeza.

Si creemos a los médicos que le examinaron, por encima de la frente su cráneo tenía más de dos centímetros de grosor.

En 1867, tuvo una confrontación amistosa, a topetazos, con Billy Carroll, un artista de circo conocido como «El Gran Topador» y «El Hombre con la Cabeza Dura», cuyo número consistía en romper barriles y gruesas puertas con la cabeza.

George Devol lo dejó sin sentido.

Su talento fue útil durante sus 40 años como jugador profesional, siempre que requería abrirse paso a topetazos entre multitudes de airados tontos a quienes había estafado.
Fuente: IA