Huachicoleros sí revierten el gasolinazo, a $11 el litro

Así como piensan legalizar la marihuana para dar golpe a narcotraficantes, la gasolina debería de bajar de precio para acabar con el robo de combustible y Puebla sería de las primeras entidades, pues ahí donde más ha crecido ese ilícito.

Mientras que en gasolinerías el precio del combustible ronda en los 20 pesos por litro, los huachicoleros, como se les conoce a quienes roban combustible para venderlo, su precio es de 11 pesos.

El combustible es comprado, especialmente, por choferes del transporte público, pero también se los venden a particulares, a estos últimos, especialmente en tianguis de la entidad.

El empresario gasolinero Carlos Tapia, del grupo Supercarga, afiliado a la Red Mexicana de Franquicias, denunció que los huachicoleros les ofrecen el combustible ilícito y si no lo quieren comprar los obligan a hacerlo.

“Imagínate que eres dueño de una gasolinera y llegan cinco compadres (huachicoleros) y te dicen: ‘queremos meter nuestro producto en tu estación’. Preguntas cuánto cuesta y te dicen que 11 pesos el litro. Hay casos en los que das las gracias y no pasa nada, pero hay otros en los que te dicen: ‘no te estoy preguntando, aquí están las fotos de tus niños’. Es real”, describió Tapia.

Según datos publicados por Pemex, en los primeros seis meses del año Puebla fue la entidad con más tomas: mil 175; le siguieron Hidalgo, con 909; Guanajuato, 865, y Veracruz, con 844.

La cifra de tomas clandestinas en el país aumentó 49% entre el primer semestre de 2017 y el mismo lapso de este año, al pasar de cinco mil 75 a siete mil 590.

El empresario Carlos Tapia recordó que el fin de semana hubo un cierre de la autopista México-Puebla relacionado con el huachicol, con lo que se demostró el poderío del crimen sobre la autoridad; según sus estimaciones, dos de cada 10 litros de combustible que se venden en esa entidad podrían ser de procedencia ilícita.