Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El IMSS, blindado contra adultos mayores y trabajadores informales

El seguro voluntario que ofertó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tiene candados para que grupos vulnerables no puedan contratarlo, así empleados del hogar, adultos de la tercera edad y trabajadores informales no han podido comprar el seguro que ofrece el gobierno y que se convierte en privado para aquellos que menos tienen.

De acurdo con el mismo IMSS, el seguro voluntario trabaja de la misma forma que en cualquier aseguradora privada: debe contratarse mucho antes de volverse necesario ya que no cubre enfermedades preexistentes.

Su costo va en aumento del 20% mayor cada año y con varias restricciones que lo vuelven inviable para varios grupos vulnerables como los adultos mayores, los trabajadores del hogar y los informales.

Si alguien ya lo necesita por tener una enfermedad crónica, especialmente personas de la tercera edad, su costo es mucho más, incluso que un privado y el trato no tiene comparación.

“Este seguro funciona igual o de forma muy parecida a los seguros de gastos médicos mayores. Al ser voluntario, este seguro da acceso exclusivamente a los servicios médicos a cambio del pago de una prima, que se calcula en función de los riesgos que tiene el asegurado de que se materialice la enfermedad o el accidente”, explicó el funcionario a Animal Político. “Para nosotros es un pago deficitario, pero es parte de la labor subsidiaria que lleva a cabo el instituto con el objeto de brindarle cobertura al mayor número de gente que no tiene la posibilidad de acceder a un esquema de aseguramiento privado”, explicó el director de Incorporación y Recaudación del Instituto, Tuffic Miguel Ortega.

A quienes ya han cotizado en el régimen obligatorio se les toma en cuenta esta antigüedad para permitirles contratar el seguro aún con enfermedades preexistentes. “Está diseñado exclusivamente para quienes tenían un patrón y se vuelven independientes o pierden su empleo pero ya cotizaron antes”, especificó Ortega.