Inclusión de El Bronco fue culpa del INE, acusa el Tribunal Electoral

El moderno Poncio Pilato. En la resurrección de El Bronco, que representará un viacrucis para los mexicanos, el judas fue el Instituto Nacional Electoral (INE).

Los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) tuvieron que salir a la escena pública para “aclarar” la inclusión de Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” en la boleta de las elecciones presidenciales.

Directamente acusaron al Instituto Nacional Electoral (INE) de haber hecho “un trabajo deficiente”.

Felipe Alfredo Fuentes Barrera dijo estar consciente de que las decisiones del Tribunal pueden estar sujetas a críticas, pero afirmó: “Estamos totalmente seguros de la decisión”, y “este tribunal no hace política ni juzga con base en señalamientos en redes sociales”.

Antes, sostuvo que la justicia que imparte el Tribunal es “imparcial”, mientras que la magistrada que votó a favor de incluir a “El Bronco” en la boleta, Mónica Aralí Soto, dijo que la resolución se tomó en atención a los estándares de los tribunales internacionales.

Los magistrados alegaron que votaron en favor de “El Bronco”, porque del análisis de las 12 revisiones que realizó ante el INE y los apoyos “recuperados”, “supondríamos que recuperaría las poco más de 16 mil firmas que le faltaban para cumplir el requisito de estar en la boleta”.

 

Salieron a decir lo que quisieron y no a aclarar cuestionamientos

Los magistrados solo aceptaron responder tres preguntas de las muchas dudas que existen entorno a ese organismo y de inmediato salieron huyendo rodeados de elementos de seguridad y por la puerta trasera.

“¿Están conscientes que su decisión daña la credibilidad del proceso electoral? ¿Su decisión da certeza al proceso electoral? ¿Por qué no ordenaron que se le diera audiencia, ocurrió con Armando Ríos Piter?” fueron algunas de las preguntas que escucharon los magistrados mientras apresuraban su escape.