Independientes tramposos no irán a prisión: Fepade; algo está podrido en el INE, dice Ríos Piter

Armando Ríos Piter, aspirante a candidato independiente para la Presidencia de la República, acusó que en el Instituto Nacional Electoral (INE) “algo está podrido”, y afirmó que las firmas que él recolectó son válidas, “de carne y hueso”.

Por su lado, el titular de la Fiscalía Especializada en Atención de Delitos Electorales (Fepade), Héctor Díaz Santana, descartó que los aspirantes a una candidatura presidencial por la vía independiente vayan a prisión por la recolección anómala de firmas para lograr su registro.

El funcionario de la Procuraduría General de la República (PGR) dijo que si se demuestra que Jaime Rodríguez Calderón, Armando Ríos Piter y Margarita Zavala presentaron o alteraron el Registro Federal de Electores, serían acreedores a una sanción de tres a siete años de cárcel, aunque aclaró que no son de prisión preventiva oficiosa.

   

“Dentro del marco del nuevo sistema de justicia penal y además de la Ley General en Materia de Delitos Electorales, el tipo penal entra en una alteración en el Registro Nacional de Electores, lo que quiere decir que ese delito se castiga con una pena de tres a siete años de prisión”, refirió.

En esos casos, explicó Díaz Santana, se tomarían tres vertientes: el proceso de revisión por parte del INE, el proceso criminal y la intervención del Instituto Nacional de Acceso a la Información por el manejo de datos personales.

El funcionario de la Fepade refrendó el compromiso del organismo de colaborar en la investigación de la revisión de firmas.

También en eso de las firmas invalidadas se pronunció Ríos Piter; después de decir que algo está podrido en el INE, agregó que no hay forma de defenderse; ellos tienen la base de datos.

“Los cinco días que nos dieron era una vacilada porque no sólo no teníamos los recibos. Algo está podrido en el INE”

En entrevista con Radio Fórmula, Ríos Piter calificó como “una vacilada” el hecho de que el instituto electoral diera cinco días para que los independientes revisaran sus signas invalidadas, las cuales, en el caso de “El Jaguar” ascienden a más de 900 mil.

Reiteró que es una serie de simulaciones, “ellos son los que tienen la base de datos y no hay forma de defendernos”, aseveró.