Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

INE ignora si Cambridge Analytica opera en México o si tiene filiales o ya operó

Sería otro crimen perfecto. Con el nombre de Cambridge Analytica, el Instituto Nacional Electoral (INE)  no tiene registrada esa empresa. Por lo cual no sabe si opera con algún otro nombre o ya operó. La Fepade tampoco tiene investigación abierta al respecto.

El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, aseguró que la información de los ciudadanos que resguarda el instituto está a salvo y no será compartida por ningún actor político o privado que realice minería de datos.

“Lo que ocurra entre Google y las empresas o socios que tenga con los que realiza cualquiera de estas acciones es un problema de Facebook o de Twitter entre ellos”, dijo al referirse a la filtración de la información de Facebook con Cambridge Analytica.

De acuerdo con The New York Times, The Guardian y Channel 4 News, dicha firma utilizó información de los usuarios para presuntamente diseñar herramientas de publicidad política y de manipulación de los votantes durante la campaña de Donald Trump en Estados Unidos.

El titular del INE defendió el convenio alcanzado con esa red social para combatir las ‘fake news’ (noticias falsas) y contrarrestar la desinformación durante el proceso electoral; a la par que reiteró que el INE no compartirá ninguna información.

Por su parte, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) no investiga la posible injerencia de Cambridge Analytica en elecciones mexicanas, aunque no descartó estudiar vínculos en el país de esta consultora que habría recopilado datos de millones de usuarios de Facebook.

“Todavía no lo investigamos (el caso Cambridge Analytica). Los delitos electorales, aunque son de manera oficiosa, sí requieren alguna denuncia”, expresó en entrevista radiofónica el titular de la Fepade, Héctor Díaz-Santana.

Según medios británicos, esa empresa obtuvo en 2014 información de más de 50 millones de usuarios de la red social en Estados Unidos, con la que diseñó un programa informático para predecir el sentido del voto de las personas y tratar de influenciar sus decisiones políticas, y colaboró con el equipo de Donald Trump en la campaña electoral para las presidenciales estadounidenses de 2016.