Integración de fronteras redundaría en 702 mil empleos a EU y 95 mil para México, revela estudio

Para Francisco de Rosenzweig, exsubsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, el mcierre de las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se complican debido a las tensiones entre el gobierno de Estados Unidos y Canadá, así como por las elecciones presidenciales en México.

En su percepción, es complicado un escenario donde se alcance un acuerdo final en la renegociación del Tratado de Libre de Comercio de América del Norte en el mes de marzo, cuando se tiene planeada la última ronda de negociaciones.

El exfuncionario federal participó en la conformación de la Alianza Bordernomics, integrada por 40 empresarios estadunidenses y mexicanos, que buscan fortalecer las relaciones comerciales entre las dos naciones e impulsar los beneficios de la integración económica.

La alianza está integrada por la American Chamber of Commerce, el Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales, y Mexicanos y Americanos Pensando Juntos.

El grupo llevará al Congreso estadunidense un estudio realizado por Parryman Group, que revela los beneficios de la integración regional.

“Hemos visto que el senador Cory Gardner dirigió una carta firmada por 35 senadores republicanos diciendo que necesitamos conservar el TLCAN. Estamos viendo algún avance en todo tipo de opiniones, pero la idea es comunicar el mismo mensaje. Es el esfuerzo de la alianza y de las cosas que vamos a hacer en el futuro, necesitamos tener presencia en Washington”, expresó Ray Perryman.

Datos del reporte detallan que una mayor integración entre los estados fronterizos de México y EU generaría 795 mil empleos; en el estudio se explica que 700 mil trabajos nuevos se crearían en la unión americana y 95 mil del lado mexicano.

Por lo que toca al TLC, Rosenzweig explicó que existe la expectativa de que la ronda de México sea positiva, pero no se dijo confiado que sea suficiente para un acuerdo de cierre.

“Pasando marzo será complicado continuar avanzando en los temas más controversiales, seguramente habrá espacio para avanzar en aspectos técnicos, pero en la parte política habrá que esperar a que pasen las elecciones. No solamente en México sino también en algunas provincias de Quebec y Ontario, y también las de medio término de Estados Unidos que serán en noviembre próximo”, indicó.

De Rosenzweig dijo que, más de la mitad de los capítulos negociados ya tienen un alto grado de avance, pero EU no quiere cerrarlos hasta que no se negocien los rubros más controvertidos.