El izcallense Francisco Rojas, otra víctima del proceso electoral más violento del siglo XXI

Finalmente murió el político izcallense Francisco Rojas San Román. El lamentable hecho sucedió la madrugada de este martes, cuando el precandidato del PRI a la presidencia municipal de Cuautitlán Izcalli era trasladado a un hospital de la Ciudad de México para que lo atendieran después de que se había complicado su situación.

Esta ejecución se suma a las decenas de homicidios que se sucitaron en el 2017. En tres semanas de enero eran ya 7 los presidentes municipales, legisladores regidores o precandidatos asesinados, lo que convierte al actual proceso electoral como el más violento del siglo XXI.

Fuentes cercanas a la familia, indican que el diputado federal con licencia falleció en el interior de la ambulancia en los momentos en que ésta transitaba cerca de las Torres de Satélite, a la altura del Parque Naucalli de Naucalpan.

La tarde del domingo, el líder estatal del PRI, Ernesto Nemer, reportó que la condición de Rojas era estable, “ya platiqué con él”, señaló. El dirigente  partidista también descartó que el atentado y finalmente asesinato tuviera tintes políticos.

A quien sí reportaban en estado grave era a su cuñada, María Eugenia Cano Romero, quien conducía la camioneta cuando fueron atacados por dos sujetos armados en los primeros minutos del sábado pasado..

Según el reporte ofrecido por familiares, Rojas San Román estaba evolucionado en forma favorable y se encontraba en terapia intermedia después de la operación en el dorso, donde fue lesionado por una bala.

No obstante, en la noche su estado de salud pasó de estable a delicado, por lo que fue necesario trasladarlo del hospital San Rafael, en Izcalli, al Ángeles Metropolitano, en la Ciudad de México.

Por la tarde del lunes falleció María Eugenia Cano Romero, quien recibió dos impactos de bala y fue intervenida quirúrgicamente, pero las lesiones fueron deteriorando su salud hasta provocarle la muerte, lo que habría impactado a Rojas San Román y contribuido al agravamiento de su estado de salud.

Como se recordará, Francisco Rojas San Román fue víctima de un atentado el pasado sábado por la noche, junto con su cuñada Eugenia Cano en el poblado de San Lorenzo Río Tenco, cuando fueron interceptados por dos sujetos que viajaban a bordo de una motocicleta, uno de los cuales sacó un arma de fuego y disparó contra ellos los ocupantes para luego darse a la fuga.