Jalón de orejas a responsables del “seguimiento” a Anaya; labores del Cisen, legales

En apenas un jalón de orejas paró lo que para Ricardo Anaya era espiar candidatos y para la Alfonso Navarrete son simples labores de seguimiento.

El secretario de Gobernación informó que el equipo de campaña de Anaya Cortés y el gobierno de Veracruz tenían conocimiento de las actividades del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) en torno al seguimiento a las actividades de los precandidatos.

Sin embargo, debido a que ni el subdelegado de Veracruz ni ningún funcionario estatal del Cisen informó del suceso del 11 de febrero, el director del Centro suspendió a dicho funcionario y, para deslindar responsabilidades, todos los involucrados han sido concentrados.

   

En reunión con los representantes de medios de comunicación, Navarrete Prida volvió a descartó que se trate de un asunto de espionaje clandestino, ni un hecho que no tenga legalidad, pues forma parte de un protocolo del Cisen.

“Es parte de los protocolos de protección a los candidatos y los partidos”, dijo el funcionario federal quien indicó que de este seguimiento tenía conocimiento el gobierno de Veracruz y el equipo de campaña del mismo precandidato presidencial”, puntualizó.

El titular de la Secretaría de Gobernación reiteró que por protocolo se mantiene vigilancia a los sucesos de relevancia nacional, con el propósito de informar cualquier eventualidad.

Indicó que el la finalidad del seguimiento al precandidato presidencial de la coalición Por México al Frente, era informar en caso de presentarse alguna eventualidad debido a que concluía su precampaña en Veracruz.

Sin embargo, se ordenó revisar y adaptar los protocolos, a fin de garantizar la transparencia de las acciones.