James Comey, el hombre que tiene temblando a Donald Trump

Quien fuera el jefe del FBI, le está cobrando caro al presidente de Estados Unidos, haberlo despedido públicamente y luego informárselo a él. Hoy James Comey, quien fuera el hombre más fuerte y más grande del FBI, mide dos metros, ante el congreso hablará de Donald Trump y su abuso de poder.

Tiene la meticulosidad de un investigador y el coraje de quien va hasta el final: James Comey, el otrora poderoso hombre fuerte del FBI brutalmente despedido por Donald Trump, conmovió el miércoles a la Casa Blanca con sus fuertes revelaciones.

Un mes después de haber sido echado, Comey presentará acusaciones ante el Senado, y puede esperar un trato no muy amigable de parte de la mayoría republicana, pero atacará a su antiguo jefe.

Y es que el ex policía de 56años de edad, confirmó de manera general que Trump le pidió abandonar la investigación sobre Michael Flynn, su exconsejero involucrado en las injerencias rusas en las elecciones estadounidenses del 6 de noviembre de 2016. Esa afirmación puede tener el efecto de una bomba para la Casa Blanca.

El testimonio de Comey se divulgó horas después que Trump nominó como nuevo director del FBI a, Christopher Wray, un hombre que supo estar bajo las órdenes del propio Comey.

El exfiscal federal y exsubsecretario de Justicia está habituado a las audiencias en el Capitolio, un ejercicio en el que se luce con su concentración y su calma a toda prueba, y ha logrado proyectar una imagen de fiel servidor de la ley, a pesar de ser un zorro de la política.

Sus palabras, fortalecidas por el carácter oficial de las investigaciones que supervisaba, no se borran fácilmente.

Hillary Clinton lo padeció en carne propia cuando Comey recomendó en una sorpresiva conferencia de prensa en julio de 2016 no denunciarla por el caso de sus emails enviados desde un servidor privado, pero comentó que la candidata demócrata había demostrado con ese hecho “una gran negligencia”.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo